Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » La Bendición de la Paternidad

La Bendición de la Paternidad

Empezaremos con esta pregunta: ¿Quién nos da paternidad? 1º. Nuestro Padre Celestial Él cubre nuestro espíritu, con el propósito que tengamos vida de Dios y vida abundante. 2º. Nuestro Pastor –Padre del Alma    (Ministerialmente) Busca el mejor pasto, la mejor agua cristalina, vela para que la vida de los creyentes que son sus hijos, esté sana, y creciendo para alcanzar el desarrollo y ser usados por la mano poderosa del Señor 3º.  Nuestro Padre Biológico (quien nos engendró en el vientre de nuestra madre) Nos crio, nos educó, y nos implantó su genética.  Muchas veces dio mal trato, en esos casos, se debe atender a tales creyentes, pues fueron lastimados, y recibieron esa mala genética, porque escrito está que Dios nos quiere salvar de la “vana manera de vivir que heredamos de nuestros padres-1ª. Pedro 1.18”(biológicos), para recibir la manera de Dios.

DESARROLLO DEL TEMA

Caín  se pervirtió, se extravió, siendo hijo de un buen hombre y una buena mujer, Adán y Eva, se hizo voluntariamente hijo del diablo, y lleno de odio mató a su propio hermano y cometió el primer homicidio sobre la tierra. Abel,  fue el bueno, murió injustamente por mano de su hermano, pero su sangre clamó por justicia desde la tierra.  Al preguntarle el Señor a Caín por su hermano, respondió de muy mala manera: ¿acaso soy yo guardián de mi hermano?-Gen 4.9LBLA. Entonces, Dios le dio a Adán y Eva, otro hijo, Set que significa sustituto.  Entonces en la tierra había ahora dos linajes, el linaje del malo, Caín, y del bueno, Set. DESCENDIENTES DE CAÍN Caín fue a Tierra de Nod, tierra de gente maligna, y en esa tierra procreó, es decir, tuvo hijos, hijos con una descendencia mala.  Estos son los nombres de sus hijos: ENOC          =       INICIADO IRAD            =       FUGITIVO MEHUJAEL =      GOLPEADO POR DIOS METUSAEL =      HOMBRE DE DIOS LAMEC       =       INCIERTO *Posiblemente, un día, la gente de Nod se rebeló contra Dios y se refugiaron en cierto lugar. LAMEC = incertidumbre, falta de certidumbre, duda, perplejidad.  *fue el primer polígamo, el primer adúltero, el primer inmoral. Gén 4:16  Y salió Caín de la presencia del SEÑOR, y se estableció en la tierra de Nod, al oriente del Edén. Gén 4:17  Y conoció Caín a su mujer, y ella concibió y dio a luz a Enoc; y edificó una ciudad y la llamó Enoc, como el nombre de su hijo.
  • Caín, con sus obras demostró que haría su voluntad, que haría lo que le diera la gana, yéndose a la tierra a donde fue, porque, si se hubiera arrepentido hubiera buscado a gente buena con la que pudiera restaurar su alma. La palabra dice “apartados de mí nada podéis hacer”-Juan 15.5, sin Dios, tarde o temprano lo que se haya levantado caerá, porque edificó su casa sin tener el fundamento de la Roca que es Cristo.
  • Por qué hizo una ciudad? Por qué quiso contender con Dios? Un día, Lot, se separó de Abram, y se fue a Sodoma, allá puso sus negocios, y muchos hoy hacen eso.  No se trata de no hacer negocios, sino de ser cuidadosos no mezclándonos con gente que se ha corrompido.  Todo lo que hagamos, hagámoslo en orden para tener la bendición de Dios.
  • Bienaventurados son “los que en la ley de Jehová meditan día y noche…serán como aquel árbol plantado junto a las corrientes de las aguas, da su fruto a su tiempo y su hoja no cae”, en cambio los malos “no prevalecerán, ni los pecadores en la congregación de los justos”.  Pero la ciudad que Caín edificó con el nombre ENOC, fue destruida cuando vino el diluvio, aquí vemos su fracaso, por haber dejado a Dios.
Gén 4:19  Lamec tomó para sí dos mujeres; el nombre de una era Ada, y el nombre de la otra, Zila.
  • Fue el primer polígamo y adúltero de la tierra.
  • Ada = ornamento. Su ornamento la hacía verse bien superficialmente, pero es más importante el atavío del corazón.
  • Zila = sombra, hormigueo en el oído. Fue la madre de Tubal Caín y la madre de Naama.
    • Muchos buscan la sombra para hacer cosas malas, pensando que nadie se dará cuenta.
    • Hormigueo en el oído. Era dada a que le endulzaran el oído, no era de las que ponía un alto por ser una dama de respeto.
    • De estas mujeres hay que huir, pues son fáciles presas de la fornicación, hacen caer a los hombres.
  • Las mujeres de Dios deben apartarse de hombres como Lamec, porque corren el riesgo de caer en actos de inmoralidad.
Dios usará al hombre que lleva la paternidad para instruir, guiar, apacentar, cuidar a su pueblo, para que sea librado de todo engaño del Adversario.  La Paternidad es un regalo, es una gran bendición de Dios para nosotros.

Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol

Comments are closed.