Misión Cristiana Shoffar
La paternidad

La paternidad

LA PATERNIDAD
“Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados”. (Romanos 8:15-17)

DESARROLLO

SOMOS HIJOS DE DIOS
“Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! Rom. 8:15
Como hijos de Dios, a través de la paternidad recibimos una ministración para expulsar el temor de nuestras vidas, pues ese temor impedirá que soñemos y trabajemos arduamente buscando a Dios para alcanzar esos sueños y cosas que quizá muchos no podrán alcanzar.

EL CORAZÓN DE LOS PADRES HACIA LOS HIJOS
“He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver (reconciliar, convertir) el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición”. (Malaquías 4:5-6)
Generalmente cuando vienen juicios sobre la tierra, luego pensamos en pecados como: homicidios, inmoralidad, robos, etc., pero el profeta Malaquías aquí nos habla de un mal: la separación y división entre los padres y los hijos. Como iglesia del Señor, somos llamados a buscar en oración la restauración de la comunión entre padres e hijos, a través del espíritu profético de Elías.

EL ESPÍRITU DE ELÍAS
ELÍAS significa DIOS EL SEÑOR. Es el espíritu profético enviado por Dios para capacitar y enseñar a los hijos e hijas del Reino para llegar a ser ministros competentes con un espíritu de paternidad.
El Espíritu de Elías tiene que ver con el espíritu apostólico-profético que le da paternidad al pueblo de Dios, la iglesia, habilitándola para alcanzar madurez y pleno desarrollo.

LA DOBLE PORCIÓN DEL ESPÍRITU DE ELÍAS
2 Reyes 2:9 Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí.
Ese es el mismo espíritu que vino en doble porción sobre Eliseo, para desarrollar un ministerio poderoso y que tuvo un alcance mayor que el de Elías (padre espiritual de Eliseo). Haciendo las mismas tareas, pero con un mayor alcance.

2 Reyes 2:10 El le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no.
2 Reyes 2:11 Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino.

RECONOCIENDO LA PATERNIDAD
2 Reyes 2:12 Viéndolo Eliseo, clamaba: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! Y nunca más le vio; y tomando sus vestidos, los rompió en dos partes.
Eliseo era un discípulo que reconocía la paternidad que Dios le había dado a través de Elías. Caminó con Elías, y no se apartó de él hasta que el Señor se lo llevó. Lo mismo quiere Dios que hagamos nosotros, que seamos fieles a nuestros padres espirituales hasta el tiempo que Dios decida llevárselos de esta tierra.

UN PADRE ESPIRITUAL ES FUENTE DE AMOR
“Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo”. (Filipenses 1:8)
• Deben amar a sus hijos espirituales como si fueran hijos naturales

CUIDAN Y DAN SEGURIDAD
“Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos. Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos. Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios”. (1ª Tesalonicenses 2:7-9)
• El Señor Jesucristo, en una oportunidad expresó “Jn. 15:13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.” esto mismo que expresó Pablo en este pasaje, porque manifiesta que hubiera querido entregar su propia vida por los tesalonicenses.
• Dice Jn. 10:11 “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.”

ENGENDRAN
• “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros” (Gálatas 4:19)

PROVEEDORES DE ALIMENTO ESPIRITUAL
• “desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación”. (1ª Pedro 2:2)
• Los padres pueden proveer visión, unción, dirección, consejo, corrección, intercesión.
SON EJEMPLO
• “Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”. (Juan 13:15)

CORRIGEN
“Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé” (Tito1:5)
• la corrección tiene el propósito de ayudar a mejorar la vida y el carácter

EL CORAZÓN DE LOS HIJOS HACIA LOS PADRES
Deu 5:16 “‘Honra a tu padre y a tu madre, como Jehovah tu Dios te ha mandado, para que tus días se prolonguen y te vaya bien en la tierra que Jehovah tu Dios te da.

HONRA-HONROSO
Valiosísimo, de alto precio, estimado, darle el valor, valorar a alguien, a nuestros padres físicos, a nuestros padres espirituales, respeto, honor.

TIENEN NECESIDADES
• 2Co 6:4 Más bien, en todo nos presentamos como ministros de Dios: en mucha perseverancia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias,

NECESITAN CUIDADO
• (LBLA) Filipenses 4:10 Me alegré grandemente en el Señor de que ya al fin habéis reavivado vuestro cuidado para conmigo; en verdad, antes os preocupabais, pero os faltaba la oportunidad.
• NBLH) Filipenses 4:10 Me alegré grandemente en el Señor de que ya al fin han reavivado su cuidado para conmigo. En verdad, antes se preocupaban, pero les faltaba la oportunidad.

CÓMO HONRARLOS
• Reconocerlos como padres
• Amarlos
• Respetarlos
• Cuidarlos
• Proveerles
• Otra manera de honrar a los padres es no permitir que hablen de ellos

PARTICIPAR DE SUS TRIBULACIONES
• Filipenses 4:14 Sin embargo, hicisteis bien en participar conmigo en mi tribulación.

PARTICIPAR EN PROVEERLES
• Filipenses 4:15 También sabéis, oh filipenses, que al comienzo del evangelio cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en cuanto a dar y recibir, sino vosotros solos.

PROVEER PARA SUS NECESIDADES
• Filipenses 4:16 Porque aun a Tesalónica enviasteis para mis necesidades una y otra vez.
• Filipenses 4:17 No es que busque donativo, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta.

CONCLUSIÓN
Los ministros son los padres espirituales de parte de Dios para nosotros su pueblo, debemos, pues, honrarlos, ser agradecido con Dios porque ha pensado en brindarle a través de ellos el bienestar, el cuidado, la instrucción, la corrección, la preparación para encontrarnos con nuestro amado Jesucristo.

Comments are closed.