Misión Cristiana Shoffar
CÓMO SER LIBRES DEL CAUTIVERIO Y CÓMO NO CAER EN ÉL

CÓMO SER LIBRES DEL CAUTIVERIO Y CÓMO NO CAER EN ÉL

Lam 1:3 NVI   Humillada, cargada de cadenas,
    Judá marchó al exilio. 
Una más entre las naciones,
  no encuentra reposo. 
Todos sus perseguidores la acosan,
  la ponen en aprietos.

INTRODUCCIÓN

La Palabra dice “por falta de conocimiento mi pueblo fue llevado cautivo”-Isaías 5.13-. Es de vital importancia la enseñanza de la doctrina del Señor, y que el pueblo se esfuerce en aprenderla, ésta dirá cómo vivir según Dios, sólo así no caerá en cautiverio, además, libertará de él a todo que se halle cautivo.

DESARROLLO

  • Hoy, por falta de conocimiento, muchos cristianos han caído en ecumenismo. Según el Diccionario de la Real Academia Española, ecumenismo es tendencia o movimiento que intenta la restauración de la unidad entre todas las religiones cristianas. Muchos cristianos están cayendo en este engaño porque rechazaron la enseñanza de los apóstoles, y el estudio de la biblia misma, la cual dice claramente que Dios abomina las mezclas-Lev 19.19.
  • Dios le advirtió sobre el cautiverio a Israel y Judá pero éstos le voltearon la espalda a Dios, por lo cual Él permitió que los hicieran cautivos y llevaran a Babilonia, por eso, esforcémonos en ser fieles y constantes en la presencia de Dios.

 

  • A causa de que se le abre puerta por el pecado, el diablo hiere, cautiva, y pone en aprietos. Mientras estemos en obediencia estaremos en libertad, y la bendición del Señor no se apartará de nuestras vidas. Si nos llagáramos a olvidar de Él y pecaremos, automáticamente permite Dios que vengan las cadenas, aprietos, el cautiverio, la acusación del enemigo. Y no saldremos de allí hasta que Dios mire un genuino y verdadero, arrepentimiento, frutos dignos de arrepentimiento, sólo así el Señor los librará. No es que Dios nos entregue al enemigo, sino nosotros con nuestras actitudes nos entregamos. El Arrepentimiento es básico para la restauración.

Isaias 52.2

LBLA Sal del polvo, levántate, cautiva Jerusalén; líbrate de las cadenas de tu cuello, cautiva hija de Sion.

NVI ¡Sacúdete el polvo, Jerusalén!
    ¡Levántate, vuelve al trono!
¡Libérate de las cadenas de tu cuello,
    cautiva hija de Sión!

  • Aquí vemos a Jerusalén cautiva, pero Dios aún quiere tener misericordia de ella.
  • Hemos aprendido que no fuimos llamados a estar en el polvo, porque éste es la comida de la serpiente, ”sobre tu pecho andarás y polvo comerás todos los días de tu vida”-Gen 3.14.
  • Le pusieron cadenas en el cuello, en el cuello sólo a los animales se les pone cadenas. A causa del pecado vienen las cadenas y el estancamiento, hasta que el creyente lo confiesa: “el que encubre sus pecados no prosperará, más el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia”-Pr. 28.13. Al confesar viene el siervo o delegado y ora y es roto el cautiverio.

 

Pr 3. 3 La misericordia y la verdad nunca se aparten de ti; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón.

  • Estas son ataduras de bendición.
  • El que es misericordioso y habla verdad tiene bendición, se le abren puertas y oportunidades grandes. Por eso debemos aborrecer la mentira. Procuremos tener el adorno espiritual del Señor en nuestro cuello: Misericordia y Verdad, y sean escritas en la tabla de nuestro corazón.

Sal 113: 7-9 7 El levanta al pobre del polvo, y al necesitado saca del muladar, 8 para sentarlos con príncipes, con los príncipes de su pueblo. 9 Hace habitar en casa a la mujer estéril, gozosa de ser madre de hijos. ¡Aleluya!

  • Mefiboset, siendo del linaje real, estaba en el abandono y Dios lo sacó de allí.   David le bendijo espiritual y materialmente, trayéndole a su palacio y dándole lugar a su mesa para que comiera de sus propios manjares todos los días de su vida.

  

NVI Mt 10.28 “No teman a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma.[b] Teman más bien al que puede destruir alma y cuerpo en el infierno.

  • A través de las obras de justicia, obedeciendo su palabra, perseverando en buscar su rostro a pesar de las pruebas, ganaremos nuestras almas. Velemos especialmente por nuestra alma y démosle lugar al Espíritu Santo a través del ministerio.

 

LBLA Pr 1.8-9 8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no abandones la enseñanza de tu madre; 9 porque guirnalda de gracia son para tu cabeza, y collares para tu cuello.

  • Cuando el cuello no tiene honra el cuello está doblegado, la vida de la persona está cabisbaja, pero Cristo quitó el oprobio, así que ya no debemos vivir así. Quitémosle hoy al enemigo los derechos que le hemos dado, pues Dios nos dignificó a través de la persona bendita de Cristo.

LBLA Pr 3.21 Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos, guarda la prudencia y la discreción,

  • Insiste el Señor en poner honra y ornamentos en nuestro cuello, porque eso nos abre puertas, hace que seamos agradables ante los ojos de Dios y de la gente. Qué triste que a todos se les abren puertas y a uno se las cierren.

 

Sal 149:      1 ¡Aleluya!  Cantad al SEÑOR un cántico nuevo: su alabanza en la congregación de los santos. 2 Alégrese Israel en su Creador; regocíjense los hijos de Sion en su Rey. 3 Alaben su nombre con danza; cántenle alabanza con pandero y lira. 4 Porque el SEÑOR se deleita en su pueblo; adornará de salvación a los afligidos. 5 Regocíjense de gloria los santos; canten con gozo sobre sus camas. 6 Sean los loores de Dios en su boca, y una espada de dos filos en su mano, 7 para ejecutar venganza en las naciones, y castigo en los pueblos; 8 para atar a sus reyes con cadenas, y a sus nobles con grillos de hierro; 9 para ejecutar en ellos el juicio decretado: esto es gloria para todos sus santos.¡Aleluya!

  • El Señor nos enseña que a través de nuestra alabanza explosiva, podemos pelear contra el diablo y sus huestes de tinieblas hasta vencerlos. Debemos alabarle además, con vestiduras de santidad, porque sin solvencia no venceremos a ningún demonio. Nos enseña además la Palabra, que no es el diablo quien nos atará a nosotros, sino nosotros le ataremos a él.
  • El que alaba, alaba al Señor porque está libre, está alegre.
  • V8 “para atar a sus reyes con cadenas, y a sus nobles con grillos de hierro…” cuando celebramos con júbilo atamos con cadenas a los demonios y a los espíritus de rango más alto. En lugar de que nosotros seamos los cautivos, Dios pondrá como cautivos a todos nuestros enemigos.
  • V9 “para ejecutar en ellos el juicio decretado: esto es gloria para todos sus santos. ¡Aleluya!” Dios ya decretó cautiverio y juicio sobre todos sus enemigos(los espíritus de las tinieblas), pero está esperando nuestra alabanza para ejecutarlo.

CONCLUSIÓN

La Palabra de Dios dice que “hermanos, a libertad fuisteis llamados”-Gal. 5:13, así que, habiendo ya Cristo hecho un sacrificio perfecto por nuestra salvación y libertad, poseamos esa libertad que Él desea entregarnos. El Señor nos invita a permanecer en su palabra para conocer la verdad y ser verdaderamente libres-Jn. 8: 31-32. No hay lazo o cadena que Dios no pueda romper, nos quiere hacer libres para que el día del Señor seamos arrebatados.

Haroldo Herrera
Pastor General y Apóstol

Comments are closed.