Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » Dios quiere que seas buena tierra

Dios quiere que seas buena tierra

(BLS) Las semillas que cayeron en buena tierra representan a los que oyen el mensaje de Dios y lo aceptan con una actitud obediente y sincera. Estos últimos se mantienen firmes y sus acciones son buenas. Veamos a continuación las diferentes actitudes al recibir la palabra y sus resultados: DESARROLLO Luc. 8:12 Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. • Cuando el diablo viene a la vida de una persona y quita de su corazón la palabra, es porque el corazón de esa persona está enfocado o inmerso solamente en lo material, o en idolatría, cosas que indican los derechos que tiene el enemigo en tales personas. { Puede ser que el predicador no tenga respaldo de Dios porque no le busca, no ora, por ende, no habrá un toque de Dios para poder abrir enteramente el corazón y reprender toda obra del diablo, la Escritura dice en Hch. 16:14 Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía”. Seguramente el Señor intervendrá cuando el predicador le ha buscado y esté lleno del Espíritu Santo, porque “el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” Lc. 19:10. } Lc. 8:11 dice que “la semilla es la palabra de Dios”, y ciertamente la semilla que Dios manda no es mala, lo malo está en el corazón del que la recibe, ya que es un mal receptor, Jer 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?, la versión LPD dice “Nada más tortuoso que el corazón humano y no tiene arreglo: ¿quién puede penetrarlo?”, el único que puede penetrarlo es el Espíritu Santo. Luk 8:13 Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. La palabra no sólo se debe oír con gozo, se debe oír con fe-Gal. 3:5. Cuando el oyente no recibe con fe la palabra de Dios, ésta no echa raíz en su corazón, así que lo que empieza a germinar fácilmente será removido. Vendrá la prueba, gr. Peirásmos = “prueba, adversidad”. La adversidad es como los vientos que golpean la casa(el oyente) con ímpetu o violencia, como la palabra oída no tiene raíz, como no tienen buen cimiento, esa casa cae. Además, el término piedra nos da la idea de dureza, de cuando el oyente se resiste a doblegar su voluntad ante la palabra de Dios, la cual le está llamando con amor al arrepentimiento, ya que el Señor será amplio en perdonar, Isaías 55:7. Luk 8:14 La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. (DHH) La semilla que cayó entre espinos representa a los que escuchan, pero poco a poco se dejan ahogar por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, de modo que no llegan a dar fruto. Es necesario entender que poderoso es Dios para: 1) Darle paz al hombre aún en medio de las circunstancias difíciles y así dejar toda preocupación. 2) Darle a conocer las riquezas de su gracia, -Ef.2.7- y mostrarle así que el diablo tiene engañado a este mundo haciéndole pensar que las únicas riquezas que existen son las riquezas materiales. 3) Darle a conocer que los placeres carnales y vicios no son la única fuente de gozo para el hombre, sino también la misericordia de Jehová(Sal 31:7), el bien de Jehová(Jer. 32:41), la salvación de Jehová(Hab. 3:18). Luc 8:15 Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia. (BLS) Las semillas que cayeron en buena tierra representan a los que oyen el mensaje de Dios y lo aceptan con una actitud obediente y sincera. Estos últimos se mantienen firmes y sus acciones son buenas. La actitud de obediencia y sinceridad le permitirá al oyente ubicarse en la condición de humildad que Dios desea para poderle salvar, perdonar, restaurar y bendecir en gran manera. El mantenerse firme en perseverancia y fidelidad al Señor le permitirá dar fruto en abundancia para la gloria de Dios. Tendrá la dicha de ser grato a los ojos del Señor y llegar a ser útil en sus benditas manos: Sal. 101:6 Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá. CONCLUSIÓN Si recibes hoy la palabra y crees en el Señor Jesucristo con una actitud de obediencia y sinceridad, serás luz en vez de oscuridad, serás bendecido en gran manera para llevar también bendición a muchos. Luc. 8:16 Nadie que enciende una luz la cubre con una vasija, ni la pone debajo de la cama, sino que la pone en un candelero para que los que entran vean la luz. Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol

Comments are closed.