Misión Cristiana Shoffar
El crecimiento

El crecimiento

Hch 6:7 Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

DESARROLLO
Si la palabra crece, si hay palabra poderosa se multiplicará el número de los discípulos.
Los que trabajaban en el sistema farisaíco de aquel entonces, dejaron el fariseísmo y obedecían a la fe en Cristo Jesús. Ahí es donde se enoja el diablo y ataca, porque quiere tener en cárceles a la gente.

G837 AUXÁNO; forma prol. de un verbo prim., crecer i.e. agrandar (lit. o fig., act. o pas.):-aumentar, crecer, dar crecimiento.
• Dios nos va a conceder crecer en palabra y en bendición. Hará que hagamos más discípulos para su gloria.

G4129 pledsúno; de otra forma de G4128; aumentar (trans. o intr.):-multiplicar, abundancia, acrecentar, crecer.
• La palabra, la unción del Espíritu Santo, nos hacen crecer, y como tenemos ese crecimiento en nuestro ser, engendramos nuevas criaturas, porque a quien le hablamos en Cristo se impacta por cuanto hemos crecido en Cristo.
• Es la Palabra de Dios la que bendice y cambia el alma del ser humano para que éste pueda salir de todos sus problemas y crecer espiritualmente.

G4128 plédsos; de G4130; llenura, plenitud, i.e. número grande, multitud, populacho:-asamblea, cantidad, congregación, juntar, muchedumbre, multitud, número.
• Una iglesia que crece en lo espiritual, crece numéricamente.
• Una vida que crece espiritualmente también se multiplicará.

Hch 12:23 Al momento un ángel del Señor le hirió, por cuanto no dio la gloria a Dios; y expiró comido de gusanos. 24 Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba.
• Todo aquel que le quite la gloria a Dios será avergonzado. Nabucodonosor no reconoció al Señor y fue avergonzado, recibiendo corazón de bestia y comportándose como tal, hasta que reconoció que es Dios el que reina en el cielo y la tierra.
• Tenemos qué orar, porque enemigos tenemos, pero Dios se encargará de ellos; mientras tanto, la palabra de Dios crecerá en nuestra vida, familia y ministerio y se difundirá.

RV60 Hch 19:18 Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. 19 Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata. 20 Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor.
PDT Hch 19:20 El mensaje del Señor tenía cada vez más influencia y más gente creía.
• La limpieza trae crecimiento. ¿Cómo viene la limpieza?: confesando nuestros pecados en el altar, de rodillas, buscando al ministro. Es necesaria la ministración para el crecimiento integral de los cristianos.

Luc 2:52 Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.
• Podemos ver el cuerpo de Jesús (el cuerpo místico de Cristo es la iglesia, la cabeza es Cristo).
• La cabeza está glorificada pero el cuerpo tiene que ser tratado, transformado, tiene que crecer en sabiduría, en estatura y en gracia.
• Crezcamos primero nosotros, así vendrán y crecerán otros.: recibiendo el mensaje, en oración, consagrándonos para el Señor vamos a crecer y Dios nos va a usar poderosamente.

1Co 3:6 Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.
• Pablo sembró
• Apolos regó
• Dios dio el crecimiento.
• A nosotros nos toca sembrar y regar, ¿cómo se siembra? Predicando, testificando ¿cómo se riega? Con lágrimas en oración. Si el crecimiento no lo da Dios sino los hombres ahí está el problema, porque hay manipulación del alma de por medio, pero el crecimiento lo da Dios ya no para, cuando las almas se convierten genuinamente corriendo van a la iglesia. Nosotros nada somos, sino Dios que da el crecimiento.
• Sembremos y reguemos, confiando que Dios nos respaldará dando el crecimiento y que tendremos nuestra recompensa por el trabajo que estamos llevando a cabo.

RV60 Ef 4:15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
• Si queremos crecer, tenemos qué seguir la verdad en amor. La verdad es Cristo, el amor es la palabra.
• No somos miembros independientes: la mano no se va por un lado y el brazo para otro y despegados del cuerpo, así no hay crecimiento ni vida, pero si nos unimos todos y nos irriga la misma sangre y unidos a la cabeza que es Cristo, dice el Sal 133 que recibiremos: 1) bendición y 2) vida eterna. La bendición es para quienes somos ovejas, la vida eterna es para los nuevos convertidos.
Mas “ay de los que mutilan el cuerpo”, Fil 3:2-. Dios no nos ha traído a la iglesia como para convertirlo en Ring ni en palenque, este es un rebaño y no de cabras sino de ovejas, y el rebaño tiene pastor, el pastor guía a las ovejas, en el ring hay árbitro y no pastor. A veces el diablo quiere convertir la iglesia en un Ring y que el Pastor funcione no como Pastor sino como árbitro. Habrá crecimiento cuando nos unamos y nos perdonemos. El que no perdona nunca ha sido perdonado por el Señor, porque quien es perdonado tiene la bendición de poder perdonar. Hagamos lo que hizo el que le perdonó 10,000 talentos a otro, pero no lo que hizo el perdonado que no quiso perdonar al que le debía 100. ¿Cuánto te ha perdonado el Señor a ti? Perdonando a los que nos han ofendido vamos a crecer.

Col 2:18 Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal, 19 y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios. RV 1960
• Debemos tener cuidado con los que se dicen ser profetas, deben tener una cobertura apostólica. Discernamos lo que algunos de ellos nos dicen.
• Dios nos dará el privilegio de crecer y multiplicarnos.
• Unámonos a la cabeza que es Cristo, tengamos comunión con Él.

1Co 15:58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.
• El predicar la palabra del Señor, el orar por los hermanos, invitándolos y llevándolos a la iglesia, invitar a amigos a venir a los pies de Cristo, eso tiene recompensa.

Col 1:10 para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios;
• Cómo crezco en el conocimiento de Dios? Oyendo atentamente la enseñanza que da el pastor en el nombre del Señor.

CONCLUSIÓN
Si recibes la palabras del Señor y la crees con todo tu corazón, salvarán tu alma y te harán crecer para que disfrutes la vida que Dios te da, porque Dios tiene planes de bienestar para ti, no de calamidad(Her. 29:11).

Haroldo Herrera
Pastor General y Apóstol
Misión Cristiana Shoffar
Ministerios Ebenezer

Comments are closed.