Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » LA FE Y LA FAMILIA

LA FE Y LA FAMILIA

“Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y toda tu casa”-Hch 16:31

INTRODUCCIÓN
  • Creer es tener fe, es esperar algo que Dios ya planificó: la salvación de nuestra familia, aunque hoy veamos todo lo contrario.  CREAMOS lo que Dios nos está diciendo, contra esperanza, que vendrá una maravillosa restauración a nuestra familia, y cuando venga nos maravillaremos de su grandeza y poder.
LA FE Y LA FAMILIA Hch 16:32-35

32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa. 33 Y él los tomó en aquella misma hora de la noche, y les lavó las heridas; enseguida fue bautizado, él y todos los suyos. 34 Llevándolos a su hogar, les dio de comer, y se regocijó grandemente por haber creído en Dios con todos los suyos.

  • Aquel hombre estaba ciego, no podía distinguir entre un preso y otro, si bien su trabajo era mantener bajo prisión a los criminales, a aquellos que no eran criminales los azotó como si lo fueran, pero esa noche, el poder de Dios intervino maravillosamente para que aquel creyera. Luego, creyeron todos los de su casa porque está escrito “cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y toda tu casa”-Hch 16:31… así que, perseveremos en oración y creyendo que toda nuestra casa será salva, pues Dios es veraz y no fallará a lo que ha prometido, pues ha llegado el tiempo en que nuestra casa será restaurada, si Dios tocó nuestra vida, tocará al resto de nuestra familia, pero no cesemos de clamar por cada uno.
  EL SERVICIO Y LA FAMILIA Josué 24:15 LBLA

Y si no os parece bien servir al SEÑOR, escoged hoy a quién habéis de servir: si a los dioses que sirvieron vuestros padres, que estaban al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa, serviremos al SEÑOR.

  • Según el Diccionario de la Real Academia Española, Servir significa estar sujeto a alguien por cualquier motivo haciendo lo que él quiere o dispone. “yo y mi casa serviremos” es dar ejemplo a los de nuestra casa, ejemplo en servicio, en testimonio. Si el cónyuge no sirve o no busca a Dios, la pareja debe tomar la iniciativa, pues el servicio será de gran bendición a la familia.
  • Debemos ser ejemplo en oración, búsqueda, en santidad, en vivir la palabra, etc. Josué era ejemplo para todo el pueblo de Israel. Cuando la familia vea el buen ejemplo, nos seguirán.
  EL DIEZMO Y LA FAMILIA

Heb 7:9 Y, por decirlo así, por medio de Abraham aun Leví, que recibía diezmos, pagaba diezmos, 10 porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.

  • Cuando diezmas Dios abre puertas dimensionales de bendición, te llamarán bienaventurado, tendrás alimento, se abrirán las ventanas de los cielos y recibirás bendición hasta que sobreabunde. Tú, padre que das tu diezmo, estás siendo usado para que tus hijos sean benditos, tus nietos y demás generaciones venideras sean benditas, estás dejando una herencia maravillosa para ellos. Abraham cumplió pagando el diezmo y se lo dio al Señor, pero cuando lo dio también estaban en sus lomos sus hijos: Isaac, Jacob y los 12 patriarcas, que ni siquiera habían nacido y ya había bendición sobre ellos porque Abraham estaba siendo fiel con sus diezmos.
  • Dar el diezmo, impidió que los enemigos de Abraham y los de sus descendientes prevalecieran contra ellos.
  LA BENDICIÓN DE ABRAHAM Y LA FAMILIA

GEN 12.3 Bendeciré a los que te bendigan, y al que te maldiga, maldeciré.  Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.

  • SI ERES FIEL al Señor ni te preocupes de tus enemigos… pues el Señor ha jurado defenderte de ellos.
  • El caminar justo de Abraham delante del Señor dejó este maravilloso legado para toda su casa.
  • El Diezmo y ofrenda de los que tienen un corazón recto y aman a Dios nunca se pierden, el diezmo y ofrenda de los que son como Abel no bajan, sino suben ante el Señor. Sin embargo, diezmo y ofrenda de los que son como Caín no suben.
  LA BENDICIÓN PATERNAL Y LA FAMILIA

26 Las bendiciones de tu padre han sobrepasado las bendiciones de mis antepasados  hasta el límite de los collados eternos;  sean ellas sobre la cabeza de José,  y sobre la cabeza del consagrado de entre tus hermanos.27 Benjamín es lobo rapaz; de mañana devora la presa, y a la tarde reparte los despojos.

  • Qué importante es que un padre bendiga a su esposa e hijos. Procura que tu padre y tu madre te bendigan, ¿cómo? Cuando los honres con lo que hagas y digas. Así, Dios te hará un hombre y mujer victorioso(a). El no honrarles, marcará con maldición tu vida. Si aún viven tus padres, bendícelos, no te olvides de ellos, siembra en ellos, provéeles.
  • Rubén, deshonró el lecho de su padre y su padre lo maldijo, así, dejó de ser el primogénito. Rebeca le dijo a Jacob su hijo parafraseando así: “te haré una vianda para agradar el corazón de tu padre y te pondré las vestiduras apropiadas, de esa manera desatará grande bendición para tu vida”-Gen 27.8-11, lo ayudó para que la bendición paternal cayera sobre su hijo. Nosotros, al Padre Celestial, démosle adoración en espíritu y en verdad, para que nos bendiga. Así como Isaac besó y bendijo a Jacob, el Padre Celestial nos quiere besar y bendecir a nosotros.
  • Padres espirituales esperan recibir honra de sus hijos, así que, también las ovejas deben arrancar las bendiciones de sus pastores para que profeticen sobre ellos y sus familias y los marquen maravillosamente de parte de Dios para recibir grandes cosas.
  • El Apóstol Pablo, fue un ministro soltero. Tuvo que hacer trabajo de padre y madre.
 

Ex 12.3 Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: ``El día diez de este mes cada uno tomará para sí un cordero, según sus casas paternas; un cordero para cada casa.

  • El Señor quiere que cuando participes de la Santa Cena te comas todo el cordero: a) en la cabeza están los pensamientos puros y santos. b) las patitas son el caminar de Cristo, tu modo de caminar cambiará, ahora será en santidad y obediencia c) al comer las manos del cordero, se comen las obras del cordero. àLa Santa Cena trae bendición y gloria a nivel familiar.
 

Sal 68.6 Dios hace habitar en familia a los solitarios; Él saca a los aprisionados con grillos; mas los rebeldes habitan en tierra seca.

  • Nosotros hagamos misericordia también a las viudas, pobres, huérfanos, porque “el que le da al pobre, a Jehová le presta”-Pr. 19.17.
  • Is 58:“6¿No es éste el ayuno que yo escogí:  desatar las ligaduras de impiedad, soltar las coyundas del yugo,           dejar ir libres a los oprimidos, y romper todo yugo? 7 ¿No es para que partas tu pan con el hambriento, y recibas en casa a los pobres sin hogar;para que cuando veas al desnudo lo cubras, y no te escondas de tu semejante?   tienes fe? Haz obras, pues la fe sin obras es una fe muerta.
  • Cuando podamos hacer un favor, hagámoslo sin esperar recompensa alguna, porque un día estuvimos en el mundo sin Dios y sin esperanza, pero recibimos misericordia y salvación, demos pues, de gracia lo que de gracia hemos recibido.

Sal 113:9 “Él hace habitar en familia a la estéril. Que se goza en ser madre de hijos. Aleluya”

  • A Ana, estéril, le dio hijos, así, la hizo habitar en familia. Dios quiere quitar la esterilidad a aquellos que la tienen, quiere tener misericordia de ellos.
CONCLUSIÓN

Hch 16.14-15 14 Y estaba escuchando cierta mujer llamada Lidia, de la ciudad de Tiatira, vendedora de telas de púrpura, que adoraba a Dios; y el Señor abrió su corazón para que recibiera lo que Pablo decía. 15 Cuando ella y su familia se bautizaron, nos rogó, diciendo: Si juzgáis que soy fiel al Señor, venid a mi casa y quedaos en ella. Y nos persuadió a ir.

  • Dios quiere salvar familias completas como hizo con la familia de Lidia, quiere salvar las nuestras. Él es galardonador de los que le buscan, busquémosle para que nos de el regalo de ver a toda nuestra casa buscando y sirviendo al Señor.

    Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol

Comments are closed.