Misión Cristiana Shoffar
SU MISERICORDIA ES PARA SIEMPRE

SU MISERICORDIA ES PARA SIEMPRE

“Dad gracias al SEÑOR, porque El es bueno; porque para siempre es su misericordia.” Salmo 118.1

 

INTRODUCCIÓN

La bondad de Dios se manifiesta cada mañana para cada uno de nosotros, el hecho de amanecer a un nuevo día es misericordia de Dios manifestada en salud para poder realizar cada una de nuestras tareas. El mismo Señor, nos invita a disfrutar de su misericordia cuando dice “Gustad, y ved que es bueno Jehová: Dichoso el hombre que en Él confía” Salmo 34.8, de esta manera, nos llama a acercarnos a Él confiadamente.

 

DESARROLLO

 

MISERICORDIA DE DIOS

  • La misericordia se diferencia de la gracia en que la gracia considera al hombre como culpable, actuando a favor de él a pesar de su absoluta falta de méritos; en la misericordia se destaca el carácter compasivo del amor de dios, y el énfasis de este aspecto de la actitud de Dios hacia el hombre tiene que ver con la condición mísera e impotente en que se encuentra; si esto es así, recibamos su misericordia, la cual nos trae riqueza espiritual y riqueza en añadiduras materiales.

Viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas porque estaban angustiadas y abatidas como ovejas que no tenían pastor.” Mt. 9:36.

 

Sal 4:1 LBLA 1 Cuando clamo, respóndeme, oh Dios de mi justicia.  En la angustia me has aliviado; ten piedad de mí, escucha mi oración.

  • Dios permite momentos difíciles en nuestra vida pero no para muerte ni destrucción, sino para pulirnos, madurarnos, templarnos; ejemplo: el oro, es hermoso y valioso, pero, para que esté refinado y aumente su valor, debe ser pasado por el fuego, para que afloren las escorias que estorban y quitan valor y brillantez. Así es nuestra vida en Dios, la divinidad de Dios en nosotros nos ha hecho como oro, y para llevarnos a ser como el oro puro, debemos pasar por la prueba(fuego), la cual es necesaria, y la soportaremos pues “no permitirá que vosotros seáis probados más allá de lo que podéis soportar”-1 Cor. 10:13, muchas veces, en medio de la prueba, no nos queda ánimo para venir a la iglesia, pero los resultados son maravillosos: lo que a Dios no le agradaba fue quitado, ahora, alabamos y adoramos en Espíritu y verdad. Y, por haber pasado la prueba, hallamos gracia a los ojos de Dios, quien nos hará sentar entre los príncipes de su pueblo.

 

La prueba nos hace ensanchar, y nosotros tenemos de donde dar de sí, tenemos mucho que darle a la obra del Señor, en nosotros hay talentos, virtudes, gracias, bendiciones tremendas, intelecto tremendo que Dios nos puso desde el vientre de nuestra madre y Él espera un fluir tremendo, por eso espera que fluyamos, porque la prueba sirvió para nuestro ensanchamiento.

  • Así que, Dios aplica su misericordia aún en medio de la prueba.

 

Salmo 5: 7 Mas yo, por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa; me postraré en tu santo templo con reverencia.

  • Nos quiere dar abundancia de misericordia, porque sólo el que tiene abundancia comparte, y con esa abundancia seremos bendecidos nosotros y nuestra familia, y portaremos restauración porque la Misericordia cubre multitud de pecados”.

 

 

Salmo 6: “1 SEÑOR, no me reprendas en tu ira,  ni me castigues en tu furor. 2 Ten piedad de mí, SEÑOR, pues languidezco;   sáname, SEÑOR, porque mis huesos se estremecen. 3 Mi alma también está muy angustiada; y tú, oh SEÑOR, ¿hasta cuándo? 4 Vuélvete, SEÑOR, rescata mi alma; sálvame por tu misericordia.

  • No sólo estaba enfermo físicamente a causa de su pecado de adulterio, y a ninguno le confesó su adulterio, se lo confesó al Señor. Si confesamos, nos limpiará y restaurará.
  • A David le dolía el cuerpo, pero también el alma. ¿Cómo aliviaremos el dolor del alma? Viniendo a los pies de Cristo, arreglando nuestras cuentas con Él, quien aplicará su abundante misericordia. David, siendo rey, se hizo mísero hombre. La misericordia de Dios sana nuestra alma, cuerpo y espíritu.

 

Salmo 9: “13 Oh SEÑOR, ten piedad de mí;  mira mi aflicción por causa de los que me aborrecen, tú que me levantas de las puertas de la muerte;

  • Si aún nos hallamos en riesgo de muerte, clamemos al Señor, quien tendrá misericordia y nos librará de nuestros enemigos. El Señor se encargará de ellos, porque Él ha dicho “mía es la venganza, yo pagaré…”-Rom. 12:19.

 

Sal 13: 4-5 4 no sea que mi enemigo diga: Lo he vencido;  y mis adversarios se regocijen cuando yo sea sacudido. 5 Mas yo en tu misericordia he confiado; mi corazón se regocijará en tu salvación.

  • Tenemos enemigos gratuitos, que lo son por el hecho de ser cristianos. El Señor no permitirá que nuestros enemigos experimenten victoria sobre nosotros, pero Él aplicará misericordia sobre nosotros y nuestra familia.

 

Sal 18: 50 RV60  Grandes victorias da El a su rey,  y muestra misericordia a su ungido, a David y a su descendencia para siempre.

  • Dios nos concederá ver bendecida y restaurada a nuestra familia: esposa e hijos, porque su misericordia alcanzará a ellos y aún a nuestros nietos. Ni uno de los de nuestra casa caerá victima del enemigo, porque la misericordia de Dios nos cubre. Dios no nos ha llamado a derrota sino a victoria, éxito y bendición, somos sus ungidos y para nosotros y nuestra descendencia son esos triunfos.

 

Sal 23: 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del SEÑOR moraré por largos días.

  • La sangre bendita de Cristo nos protegerá de todo mal que los enemigos envíen contra nosotros, porque Dios quiere que nuestra vida sea de constante bendición y vida en abundancia, nos quiere mostrar su salvación y hacer retornar a la patria celestial, a la Casa del Señor.

 

 

Sal 25: 6 Acuérdate, oh SEÑOR, de tu compasión y de tus misericordias, que son eternas. 7 No te acuerdes de los pecados de mi juventud ni de mis transgresiones; acuérdate de mí conforme a tu misericordia, por tu bondad, oh SEÑOR.

  • Muchos de nosotros, vivimos libertinamente nuestra juventud, ofendimos a Dios e hicimos cosas de las cuales hoy nos avergonzamos; sin embargo, Él, en su misericordia quiere borrar esos pecados, enviarlos al fondo del mar y nunca más acordarse de ellos, así que, nada es el diablo para estarnos recordándolos.

 

Sal 25:10 “10 Todas las sendas del SEÑOR son misericordia y verdad para aquellos que guardan su pacto y sus testimonios.

  • Si vamos caminando como Dios manda, cumpliéndo con todo lo que le hemos prometido y con lo que dice su Palabra, dando un buen testimonio a todos los que nos rodean, lo que nos espera es misericordia y verdad, y todo lo que hagamos nos saldrá bien- Josué 1.8.

 

Sal 26:11 “11 Mas yo en mi integridad andaré; redímeme, y ten piedad de mí.

  • Ser íntegro es <que no carece de ninguna de sus partes, <dicho de una persona: recta, proba, intachable. Propongámonos ser íntegros para agradar al Señor. El que es íntegro nada tiene de qué avergonzarse, además “en los íntegros es hermosa la alabanza”-Sal 33:1.

 

Sal 30.10 RVG “10Oye, oh Jehová, y ten misericordia de mí: Jehová, sé tú mi ayudador.

  • Todos, en determinado momento de nuestra vida, necesitamos de la ayuda de Dios, pues nos hayamos en momentos sumamente difíciles en los que sólo la misericordia de Dios puede hacer algo por nosotros. Y en verdad Dios desea que le conozcamos como nuestro ayudador, desea tendernos la mano y sacarnos en victoria.

 

 

Sal 31.16 “16Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo: Sálvame por tu misericordia.

  • La misericordia de Dios hace que la gloria del rostro de Dios resplandezca en nosotros. Así, la gente verá en nosotros algo que no tienen los demás: La Gloria de Dios. La Gloria de Dios en nosotros es lo que hará la diferencia.

 

 Sal 31:21 RVG 21Bendito Jehová, porque ha hecho maravillosa su misericordia para conmigo en ciudad fuerte.

LBLA 21 Bendito sea el SEÑOR, porque ha hecho maravillosa su misericordia para mí en ciudad asediada.

  • Esta palabra nos da la victoria sobre la violencia y muerte que acecha en el ambiente: asalto, extorsión, asesinato, etc.

 

Sal 32:10 10Muchos dolores habrá para el impío; mas al que confía en Jehová, le rodeará misericordia.

  • El impío peca conociendo la palabra de Dios, le ofende, le deshonra, y por haber abierto puerta al reino de las tinieblas, le vienen muchos dolores.
  • Confía” debemos comprender que significa Obedece, se Aferra. La confianza en Dios es muy importante porque “el justo por su fe vivirá”-Hab. 2:4, su fe le traerá como premio vida eterna y buena vida en esta tierra.

 

 Sal 36:5,7 “5Jehová, hasta los cielos es tu misericordia; tu fidelidad alcanza hasta las nubes. 7¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas.

  • En momentos de nuestra vida en que somos infieles a Dios, Él permanence fiel-2 Tim 2.13, nos apartamos de Él y Él nos llama con amor para regresar a su bendito camino. Dios, que es rico en misericordia nos atrae a la sombra de sus alas para que estemos seguros, en paz y bendecidos en gran manera.

 

CONCLUSIÓN

Recibamos la misericordia de Dios, no la menospreciemos porque Él es bueno y se goza bendiciéndonos porque nos ama, pues nos compró con precio de sangre. Este es Año de Misericordia, disfrutemos todo el bien que Dios nos quiere hacer.

 

Haroldo Herrera
Apóstol

Comments are closed.