Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » Alabad a Jehova

Alabad a Jehova

Psa 148:1 Alabad a Jehová desde los cielos; Alabadle en las alturas. 2 Alabadle, vosotros todos sus ángeles; Alabadle, vosotros todos sus ejércitos.

• La alabanza viene a nosotros como una revelación.
• En el cielo, el ángel Gabriel es el líder de los mensajeros. Miguel, líder de los guerreros
• En el cielo habían 3 Querubines importantes. MIGUEL, GABRIEL Y LUSBEL cayó LUSBEL, a quien se le había asignado la dirección de la música celestial: alabanza y adoración; para ello Dios lo vistió con toda clase de piedras preciosas, pero como todos sabemos, un día cayó.
• Dios, que es Creador, creó instrumentos, entre ellos: el arpa, la trompeta, los címbalos, las cuerdas. Salieron del corazón de Dios, por eso cuando se ejecutan para entonar los cantos que Dios ha revelado, le es grato, porque siendo obra de sus manos son utilizados para darle alabanza.

Psa 100:1 Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. 3 Reconoced que Jehová es Dios; El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.
• Salmo 103. “Nos compró, nos rescató a precio de sangre”. Los vasos que se usaban para las cosas santas, tenían que estar consagrados, rociados con sangre, dedicados, entonces eran útiles.
• Ay de aquel que lleve a un vaso santo a un lugar de iniquidad, porque la ira de Dios se manifestará. Eso ocurrió con Jonás, siendo vaso de Dios, Él lo envió (mover apostólico) para Nínive, pero Jonás se fue rumbo a Tarsis, y se descubrió en la embarcación que Jonás iba huyendo de Dios, y fue echado al mar, porque siendo llamado a ser de bendición, fue de tropiezo. .
• Si alguien se apropia de algo es porque lo compró, porque se lo dieron por un precio.
• Dios quiere que arranquemos los restos de Babilonia que hay en nuestra alma, porque los años pasados estuvimos en ella: el hablar, el pensar, las costumbres, religiosidades, contaminación tremenda, etc. Pedro, fue reprendido duramente: “el Señor te reprenda Satanás”.
• En una casa grande hay vasos para honra y vasos para deshonra. En el cielo no hay cosa inmunda, no hay caídos, no hay rebeldes, todo es Amén, todo es adoración. “Santo, Santo, Santo”: Pasado, Presente y Futuro→que pronto vendrá. Debemos saber que Dios es el mismo Dios del Pasado, del Presente y del futuro y que descenderá del cielo y nos levantará para casarnos con Él.
• Anhelemos su venida porque hay corona de justicia para los que anhelan la venida del Señor.
Psa 148:3 Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas.
• Hay una figura: el Sol habla de Cristo. La Luna es figura de la Iglesia, que refleja la luz de Cristo(el sol).

Psa 148:5 Alaben el nombre de Jehová; Porque él mandó, y fueron creados. 6 Los hizo ser eternamente y para siempre; Les puso ley que no será quebrantada. 7 Alabad a Jehová desde la tierra, Los monstruos marinos y todos los abismos;
• Todas las cosas creadas por Dios recibieron la orden de darle alabanza.
Psa 148:8 El fuego y el granizo, la nieve y el vapor, El viento de tempestad que ejecuta su palabra;
• Como podemos ver, todo es obra de las manos de Señor.
Psa 148:9 Los montes y todos los collados, El árbol de fruto y todos los cedros; 10 La bestia y todo animal, Reptiles y volátiles;
• Si nos están apedreando es porque tenemos fruto, sólo el árbol que tiene fruto es golpeado.

Psa 148:11 Los reyes de la tierra y todos los pueblos, Los príncipes y todos los jueces de la tierra; 12 Los jóvenes y también las doncellas, Los ancianos y los niños.
• En cuanto a los ancianos, recordemos que son como niños, pero también recordemos que nos debemos hacer como niños, pues de los tales es el reino de los cielos.
Psa 148:13 Alaben el nombre de Jehová, Porque sólo su nombre es enaltecido. Su gloria es sobre tierra y cielos.
Psa 148:14 El ha exaltado el poderío de su pueblo; Alábenle todos sus santos, los hijos de Israel, El pueblo a él cercano. Aleluya.
• Cuando celebramos fiesta al Señor, tiembla el reino de las tinieblas, porque la alabanza es una de las armas más tremendas. La alabanza no es a ninguno, más que al Señor.
• Dios bendecirá en gran manera a sus alabadores y adoradores, para cada uno de ellos, tiene preparadas cosas grandes.
CONCLUSIÓN
Alabando a Dios en todo tiempo, nos ayudará a confiar plenamente en Él y tener una vida de victoria constante sobre el reino de las tinieblas.

Haroldo Herrera
Pastor General y Apóstol
Misión Cristiana Shoffar
Ministerios Ebenezer

Comments are closed.