Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » Despojémonos de los Receptores Negativos

Despojémonos de los Receptores Negativos

Stg 1:   LBLA  21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y todo resto de malicia, recibid con humildad la palabra implantada, que es poderosa para salvar vuestras almas. 22 Sed hacedores de la palabra y no solamente oidores que se engañan a sí mismos.

 INTRODUCCIÓN

El diablo se dio a la tarea de poner receptores de maldad e iniquidad en el alma de la gente, pero ya en Cristo, esos receptores deben ser arrancados, Ejemplo: el Señor nos quita un R de inmundicia y nos da un R de santidad, la santidad se depositará en nosotros porque tiene un receptor especial, pero no entrará si el receptor es de inmundicia.

 DESARROLLO

 21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y todo resto de malicia, recibid con humildad la palabra implantada

 Inmundicia, del gr. Jruparía = suciedad, (moralmente): inmundicia

  • Dios nos quite los receptores que nos puso el maligno y los hombres, porque por ellos, nuestra alma no prosperará.
  • La expresión “…y todo resto de malicia…” da a entender como que ya se había sacado la malicia, pero quedó un resto, pero, si queda un resto, es como que quedara la raíz de un árbol, y recordemos que “un poco de levadura(pecado) leuda toda la masa…” Gálatas 5:9-.  El Señor nos dice <renuncien lo que les está haciendo daño y estorbando, para que de esa manera los pueda llenar de mi bendición>.
  • Debemos desechar y renunciar a estas cosas, aprovechando cuando hay santa Cena porque es una de las ministraciones más profundas que el Señor estableció para su pueblo.   También podemos renunciar previo a la Santa Cena, y cuando venga el momento de recibirla, le diremos al Señor “Señor, he renunciado y ahora recibo los Receptores buenos”, para no tener los problemas que tiene el mundo a nivel familiar, económico, etc., y enviará su palabra para que no nos dañe cualquier cosa.

Malicia gr. Kakía = maldad, depravación malignidad.

De la Raíz  Kakós = depravado, injurioso, pestilente, mal o malo.   Aunque ya no somos los mismos de antes, debemos examinarnos para limpiarnos más todavía como dice la escritura, también apartándonos de gente que habla cosas malas-Salmo 1:1.

Así que, al vaciarnos de lo malo y llenarnos de lo bueno, “recibamos con humildad la palabra implantada, poderosa para Salvar nuestras almas”, Salvar = Restaurar.  Ejemplo, si no hemos perdonado o pedido perdón a alguien, antes de recibir la Santa Cena, arreglémonos con el hermano.

PALABRA IMPLANTADA

Es sinónimo de Implante o implantación.  Somos el cuerpo místico de Cristo, y en ese cuerpo querrá implantar su palabra para que se haga una con nosotros.  La palabra de Dios es el esperma divino, y cada palabra implantada nos da un receptor bendición, de modo que, cada palabra de Dios que nos venga, será una gran bendición.

Esos implantes no se secarán, sino que reverdecerán y darán fruto para la gloria del Señor.

Si logra pegar el injerto en un rosal, dará rosas amarillas.  Hay gente que cuando uno le quiere dar la palabra, cambian de conversación; pero nosotros, los que creemos y hemos creído en la palabra, a pesar del rechace, le daremos la palabra a todos los hombres y estaremos preparados para enfrentar cualquier palabra que diga el enemigo.

La palabra que Dios te está enviando es buena palabra. Implantada gr. Émfutos

= Injertado, implantado. De la Raíz primaria Fúo = germinar o crecer, brotar, producir.  Lit. o fig. brotar o nacer.

Desechemos primero para que Dios implante.

Is. 5:2 “la despedregó y plantó vides escogidas”.

El injerto de la palabra es para que crezca, germine, brote y produzca, entonces será Cristo el que viva en nosotros.

Sal 51.10 “Oh Dios,…crea en mí un corazón puro, implanta en mis entrañas un espíritu nuevo…” Biblia Martín Nieto.
  • ¿Por qué? Porque el corazón de David estaba dañado, porque parece que no era hijo de Isaí- “en pecado me concibió mi madre…”, es decir, fue hijo de adulterio.  Un día, el daño que tenía le sirvió de tropiezo… Hay receptores que nos fueron puestos en los primeros años de nuestra vida.
  • Ejemplo, una violación a una doncella, de la cual resulta un embarazo, y el niño llevará en su ser una herida de muerte, que un día saldrá a luz, cuando se convierta de niño a adulto, empezarán los deseos de inmoralidad sexual, no será algo natural, sino algo que le estorba.  O alguien que en su infancia sufrió un abuso sexual, también sufrirá, porque el pecado alcanza generaciones pero la sangre de Cristo es poderosa para limpiarnos de todo daño recibido.  El Señor arrancará eso y luego sellará para que ya no seamos víctimas del enemigo, entonces, al ser liberados, habilitará nuestra alma, mente corazón, voluntad, mente deseos, con receptores que vienen de su mano con las que vamos a recibir las bendiciones que el Señor va a mandar.

¿Cómo está nuestro corazón?  Examinémonos, porque posiblemente esta es la oportunidad que Dios nos está dando para arreglarnos, digámosle: <quiero estar limpio delante de tu Santa Presencia>.  Porque Dios no morará en un corazón que no está bien.

<Esa palabra es poderosa para salvar nuestras almas> Él manda su palabra para implantarla en nuestra vida, pero para ello debe haber humildad en nuestras vidas.  El Señor hará un implante en nuestras entrañas si nos vaciamos de lo que el Señor nos está diciendo que debemos entregar.

Salmo 96.13 “delante del Señor, porque ya viene, porque viene para gobernar la tierra, para implantar en el mundo la justicia, y entre todos los pueblos la lealtad.” B. Martín Nieto.

  • Si tú aborreces la maldad y amas la justicia, Dios te bendecirá en gran manera, “te ungirá con óleo de alegría más que a tus compañeros”, y te dirá “ciñe tu espada victorioso y cabalga sobre palabra de verdad” Salmo 45:3-.  Marquemos la diferencia en este mundo pecador, que la gente nos vea como justos suyos, que no tenemos el mismo espíritu de los demás, pues tenemos a Cristo en nuestro corazón.

Primeramente, el Señor implantará la justicia en nosotros, luego la implantará en el mundo.

2 Pe. 2.7 “y libró al justo Lot, entristecido ante la conducta lujuriosa de aquellos hombres desenfrenados, ya que, viéndose obligado a habitar en medio de ellos, este justo sentía torturada su alma inocente día tras día a causa de las obras perversas que veía y oía…” B M. Nieto
  • Dios no lo desechó por haberse ido a vivir a Sodoma.  Nosotros también tenemos defectos, y a pesar de ello, el Señor nos sigue amando.
2 Pe 2.9 “el Señor sabe librar a los piadosos de la tentación y reservar a los criminales para ser castigados el día del juicio.” B M. Nieto
  • Dios no te llamó a ti hermano, para heredar juicio, sino para heredar justicia, salvación y vida Eterna.
  • Cuando ya no tenemos receptores de murmuración., nos va a chocar esa murmuración, nos retiraremos del punto,
Gr Kakós = inválido, sin valor.  = depravado, injurioso, pestilente, daño, mal.

Sal 97: 10Los que amáis al SEÑOR, aborreced el mal; él guarda las almas de sus misericordiosos; de mano de los impíos los libra. 11Luz está sembrada para el justo, y alegría para los rectos de corazón. 12Alegraos, justos, en el SEÑOR; y alabad la memoria de su santidad.

  • Nos dará Luz y alegría a los que practicamos la justicia.
  • Cristo, ha tomado del árbol de la vida, desgajará un vástago, y, por la palabra, lo está implantando en nuestras vidas, a través de la Santa Cena también lo está implantando, por cuanto estamos junto al río de Dios, creceremos, daremos follaje y mucho fruto, porque viene a traer al pueblo que tiene mucho fruto.  El Señor nos declara árbol de justicia, árbol de Dios.
  CONCLUSIÓN La restauración encierra la bendición, las añadiduras, la felicidad. Si te dejas implantar la justicia, también te implantará luz el Señor.  La bendita palabra de Dios dice en el Salmo 36: 9 “Porque contigo está el manantial de vida, en tu luz veremos la luz”, el evangelio del Señor es una vida de delicias, el pueblo de Dios, somos llamados a disfrutas de ellas. Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol

Comments are closed.