EL TRIBUNAL DEL ESPÍRITU SANTO

Proclamando las buenas nuevas de salvación

EL TRIBUNAL DEL ESPÍRITU SANTO

LBLA Jn 16: 7 “...porque si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros…

Dios estableció un Nuevo Pacto, en donde sus leyes estarían escritas en la mente y el corazón de los que por fe se acercan, pero también se da la participación del bendito Espíritu Santo como un encargado de ayudar al creyente; en esta tarea el  Espíritu Santo es un Parakletos. 

LBLA Jn 16:7  Pero yo os digo la verdad: os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros; pero si me voy, os lo enviaré.  16:8  Y cuando El venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio; 16:9  de pecado, porque no creen en mí; 16:10  de justicia, porque yo voy al Padre y no me veréis más; 16:11  y de juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido juzgado.

  • CONSOLADOR Griego #3875 PARAKLETOS llamado al lado de uno, un abogado, un asistente legal, un defensor, un consolador, un intercesor.
    • Su Función es convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio-v8-, con su ayuda, un día cuando éramos incrédulos, Él nos convenció de estas 3 cosas para que viniéramos al arrepentimiento
    • Redarguye al creyente cuando éste no está encaminado en la plena voluntad de Dios, para que pueda confesar su pecado y despojarse de toda carga.
    • Ese es su trabajo en nuestras vidas

CUANDO EL PECADO ALCANZA AL CREYENTE

Como creyentes, como hijos, como discípulos estamos expuestos a ser tentados y muchas veces caer en ese pecado y tentación, pero es cuando el bendito y glorioso Espíritu Santo viene en nuestra ayuda, defensa, viene a darnos su bendición, su cobertura, es el momento cuando aparece un acusador, como un fiscal que acusa, acusa día y noche cuando él mismo contribuyó a la tentación y a la caída, veamos Zacarías 3:

  • V1 Entonces me mostró al sumo sacerdote Josué, que estaba delante del ángel del SEÑOR; y Satanás estaba a su derecha para acusarlo.  3:2  Y el ángel del SEÑOR dijo a Satanás: El SEÑOR te reprenda, Satanás. Repréndate el SEÑOR que ha escogido a Jerusalén. ¿No es éste un tizón arrebatado del fuego? 3:3  Y Josué estaba vestido de ropas sucias, en pie delante del ángel.  3:4  Y éste habló, y dijo a los que estaban delante de él: Quitadle las ropas sucias. Y a él le dijo: Mira, he quitado de ti tu iniquidad y te vestiré de ropas de gala.  3:5  Después dijo: Que le pongan un turbante limpio en la cabeza. Y le pusieron un turbante limpio en la cabeza y le vistieron con ropas de gala ; y el ángel del SEÑOR estaba allí.
    • El sacerdote se presentó ante el Señor debido a la necesidad que tenía, pero también llegó el acusador.  No deberíamos ceder ante sus trampas y seducciones sino reprenderlo en el nombre del Señor Jesucristo
    • Dios siempre tendrá misericordia del pecador cuando éste se arrepienta y humille ante su Santa Presencia
    • Es la preciosa sangre de nuestro Señor Jesucristo la que limpia de todo pecado.  Y una vez limpio, Dios le pone ropas limpias y de gala
    • Era Sumo Sacerdote, por eso le pusieron turbante limpio en la cabeza, que es donde están sus pensamientos, porque su mente la debía tener en santidad.

LUEGO DE HABERLO PERDONADO Y LIMPIADO LE DA ESTA RECOMENDACIÓN:

Zec 3:6  Entonces el ángel del SEÑOR amonestó a Josué, diciendo:  Zec 3:7  Así dice el SEÑOR de los ejércitos: “Si andas en mis caminos, y si guardas mis ordenanzas, también tú gobernarás mi casa; además tendrás a tu cargo mis atrios y te daré libre acceso entre éstos que están aquí . Zec 3:8  “Escucha ahora, Josué, sumo sacerdote, tú y tus compañeros que se sientan ante ti, que son hombres de presagio, pues he aquí, yo voy a traer a mi siervo, el Renuevo.

  • Cuando llega el acusador, es el momento de acudir al Espíritu Santo para que venga el arrepentimiento, el perdón y la restitución

Ap 12:10  Y oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque el acusador de nuestros hermanos, el que los acusa delante de nuestro Dios día y noche, ha sido arrojado.

Al enemigo se le vence:

  • Por la sangre del Cordero
  • Por la palabra del testimonio
  • Porque pusieron su vida a los pies de Cristo para morir a su voluntad, morir al hombre viejo y resucitar a una vida agradable 

LBLA Ap 12:11  Ellos lo vencieron por medio de la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio de ellos, y no amaron sus vidas, llegando hasta sufrir la muerte.

CUANDO EL PECADO ALCANZA AL CREYENTE

Rom 2:4  ¿O tienes en poco las riquezas de su bondad, tolerancia y paciencia, ignorando que la bondad de Dios te guía al arrepentimiento?

2Co 7:10  Porque la tristeza que es conforme a la voluntad de Dios produce un arrepentimiento que conduce a la salvación, sin dejar pesar; pero la tristeza del mundo produce muerte.   **Dios nos quebranta y entristece para que sea producida vida, salvación y arrepentimiento

RV6 Psa 51:12  Vuélveme el gozo de tu salvación,  Y espíritu noble me sustente.

LBLA Psa 51:12  Restitúyeme el gozo de tu salvación, y sostenme con un espíritu de poder.

  • Cuando nos acercamos a la Santa Cena nos estamos acercando al tribunal del Espíritu Santo.  Y en ese momento nos debemos hacer un autoexamen, y el Espíritu Santo nos ayudará trayéndonos a memoria pecados comeditos o nos revelará herencias de pecado.
  • La Santa Cena cambiará nuestra genética pues habrá una ministración especial en ese momento.

CUANDO EL CREYENTE TOMA LA SANTA CENA SIN PONERSE A CUENTAS CON DIOS

LBLA 1Co 11:28  Por tanto, examínese cada uno a sí mismo, y entonces coma del pan y beba de la copa.  1Co 11:29  Porque el que come y bebe sin discernir correctamente el cuerpo del Señor, come y bebe juicio para sí.  1Co 11:30  Por esta razón hay muchos débiles y enfermos entre vosotros, y muchos duermen.

  • No es juicio condenatorio sino disciplinario lo que vendrá al comer indignamente, es decir, sin habernos examinado.  Mejor arreglémonos con los hermanos o con el Señor, confesemos el pecado

1Co 11:31  Pero si nos juzgáramos a nosotros mismos, no seríamos juzgados. 1Co 11:32  Pero cuando somos juzgados, el Señor nos disciplina para que no seamos condenados con el mundo.

  • Se trata de ser humildes y mansos de corazón para acercarnos al Señor y Él nos va a ayudar, recibiremos salud espiritual y física, nos quitarán la vana manera de vivir que heredamos de nuestros antepasados…

EL PROPÓSITO DEL TRIBUNAL DEL ESPÍRITU SANTO

  1. que el  creyente no sea juzgado con el mundo.  Esto ocurrirá si el creyente se arregla con Dios. Ya no es tiempo de ir al culto y no hablarle a algún hermano.  Debemos arreglarnos con los hermanos, porque ya no es tiempo de estar peleando.  Pero ¿cómo nos arreglaremos con el Señor si no nos arreglamos con nuestros hermanos?

nadie tiene comprada la vida, y si en cualquier momento nos morimos y no nos hemos arreglado con el Señor, qué haremos?  Seremos reprobados

qué lindo participar de Santa Cena habiendo arreglado nuestras cuentas con nuestros hermanos y familia.

2   No ser avergonzados

Hch 5:1  Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una propiedad, 5:2  y se quedó con parte del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo la otra parte, la puso a los pies de los apóstoles. 5:3  Mas Pedro dijo: Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón para mentir al Espíritu Santo, y quedarte con parte del precio del terreno?

     3   ser limpios y seguir el proceso de perfeccionamiento

Ef 4: 9  (Esta expresión: Ascendió, ¿qué significa, sino que El también había descendido a las profundidades de la tierra? Ef 4:10  El que descendió es también el mismo que ascendió mucho más arriba de todos los cielos, para poder llenarlo todo.) Ef 4:11  Y El dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros, Eph 4:12  a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; Eph 4:13  hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

  • Hagámonos amigos del Espíritu Santo, caminemos en amistad con Él.  Tengamos comunión con Él.

Haroldo Herrera 
Pastor General y Apóstol 
Misión Cristiana Shoffar  
Ministerios Ebenezer

 

%d bloggers like this: