Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » EL TRONO CELESTIAL

EL TRONO CELESTIAL

Sal 11.4 RV60 Jehová está en su santo templo;
Jehová tiene en el cielo su trono;
Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres. INTRODUCCIÓN

El Salmo 24, versículo 10 dice que Jehová de Los Ejércitos es el rey de la Gloria, y el Rey está sentado en su trono, en las alturas, y desde allá viendo al ser humano. Sus ojos ven cuando pecamos, y cuando agradamos a Dios, cuando le amamos y cuando nos apartamos de Él, por eso, no descuidemos la salvación tan grande que hemos recibido de Él.

  DESARROLLO   EL TRONO CELESTIAL

Sal 11.4 RV60 Jehová está en su santo templo;
Jehová tiene en el cielo su trono;
Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.

  • Su santo templo… claramente la Escritura nos enseña que Dios habita en La Santidad, porque él es Santo.
  • Jehová tiene en el cielo su trono… este es un indicador de que Él es Dios, es Grande, sus pensamientos no son nuestros pensamientos, ni sus caminos nuestros caminos, pero a través de Cristo, reconciliándonos con Él, nos dio acceso a su Santa Presencia.
  • Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres… A Él, no podemos esconder nada. Y si halla algo que no le agrada, pidámosle que arranque eso, démosle permiso, porque nada hará si no le permitimos; y que así, ponga su bendición y tenga misericordia de nosotros.
  • En el cielo hay Trono, y el Señor lo dejó para venir a la tierra y hacerse humano, Dios, en un cuerpo semejante al nuestro.
  LA GRACIA

La Gracia: considera al hombre como culpable, actuando a favor de él a pesar de su absoluta falta de méritos. Se derrama s nosotros por su pura misericordia, y aunque seamos culpables, Él actúa a favor de nosotros.

  LA MISERICORDIA
  • Destaca el carácter compasivo del amor de Dios, tiene que ver con la condición mísera e impotente con que se encuentra el hombre. Entre más necesitados de Dios nos consideremos de rodillas ante Él, derrama su misericordia y se compadece de nosotros.
  • Diccionario de la Real Academia Española = atributo de Dios, cuya virtud perdona los pecados y miserias del hombre. La Gran Muestra… el Sacrificio de Cristo.
  TRONO ETERNO

Sal 45.6 RV60 “Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino.”

  • Ese Cetro es Cetro de justicia, gracia y misericordia. Cuando extiende su cetro como lo hizo con Ester, ya no murió, sino reinó con el rey.
  • El mundo que nada quiere con Dios, que se arrepienta, entonces Dios le hará misericordia.
  JUSTICIA Y JUICIO, MISERICORDIA Y VERDAD

Sal 89.14 Justicia y juicio son el cimiento de tu trono;
Misericordia y verdad van delante de tu rostro.

  • La justicia de Dios es evidente, Él es Santo, Justo, y dará a cada uno de acuerdo a su obra-Ap. 22:12. Como hijos de Dios, somos llamados a discernir y no llamar justo al impío; al justo bendigámoslo, al impío amonestémoslo para que vuelva al camino del Señor.
  LA MISERICORDIA DE JEHOVÁ CANTARÉ

Sal 89. 1 Las misericordias de Jehová cantaré perpetuamente;
    De generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca.Porque dije: Para siempre será edificada misericordia;
En los cielos mismos afirmarás tu verdad. Hice pacto con mi escogido;
Juré a David mi siervo, diciendo:Para siempre confirmaré tu descendencia,
Y edificaré tu trono por todas las generaciones. Selah

  • Que en nuestra alabanza, catemos a Dios haciendo énfasis en su bendita misericordia. Pues por mis estamos aquí esta mañana. Si David vivió un buen Pacto, el que venga será mejor. Oremos al Señor para que nos inspire por su Espíritu, cantos hermosos.
  TRONO ALTO Y SUBLIME

Is 6: ´Visión y Llamamiento de Isaías´ 1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

  • Que Dios cubra nuestros ojos para que no podamos ver lo que el mundo está haciendo, y también nuestros pies para no ponerlos en lugares inmundos, sino para correr al bien de Jehová. Ya no caminaremos sino correremos por el grano, por el mosto, por el aceite, por la grosura del ganado, por el rebaño de las ovejas y subiremos a lo alto del Monte de Sion y daremos un grito de Júbilo.
  • Santo, Santo, Santo, porque habla de la Triunidad bendita de Dios, es adoración, gloria y honor al Dios al que adoramos.
  MIS OJOS HAN VISTO AL REY

Is 6: Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. Entonces dije: !!Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

Apartémonos de ambientes inmundos, consagrémonos y Dios se agradará de nosotros. Y es necesario verle, porque quien le ve, muere. Dios desea que muramos para que él sea visto en nosotros.

Es una Teofanía(la aparición del Trono del Dios Eterno)   ES QUITADA TU CULPA Y LIMPIO TU PECADO

Is 6: RV60 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas;y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.

  • Es quitada tu “iniquidad” … porque la raíz del pecado es la iniquidad, la cual se asienta en las entrañas del ser humano, se mete en los pensamientos y deseos del corazón, por eso, para quitarla, Dios usa su Palabra “que penetra a las coyunturas, tuétanos, a las fronteras del alma y del espíritu, y discierne las intenciones del corazón”.
  • Si somos limpios, seguramente que nos va a llamar con llamamiento Santo y nos va a levantar. Él está llamando ´santos´ para la obra del ministerio. La visión de meternos a la misma presencia de Dios la tendremos cuando matemos al hombre leproso(que está cargado de pecado)… <hasta que mataron al leproso vino la visión del Espíritu>, acabemos con el leproso, no tengamos misericordia de él.
  CONCLUSIÓN

Debemos consagrarnos y acercarnos a Dios anhelando alcanzar la meta principal: Ver al Señor en su Trono y ser adoradores en Espíritu y Verdad, porque sin santidad nadie verá al Señor; porque el día que lo veamos vendrá unan restauración más profunda y un crecimiento mayor a nuestra vida, alcanzaremos la talla en las áreas en las que no la hemos alcanzado, de esa manera nos prepararemos para su Pronta Venida.

 

Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol

 

Comments are closed.