Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » Velad y orad

Velad y orad

Mat 26:41 Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil. Mt 26:2 Sabéis que dentro de dos días se celebra la pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado. • Indudablemente, para nuestro Señor fue duro declarar que estaba a punto de llegar al final de su vida en esta tierra y que debía ser crucificado, aunque era lleno del Espíritu Santo y era valiente. • Lo que nosotros podamos sufrir, nunca será comparable con lo que Él sufrió. Mat 26:3 Entonces los principales sacerdotes, los escribas, y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote llamado Caifás, Mat 26:4 y tuvieron consejo para prender con engaño a Jesús, y matarle. Mat 26:5 Pero decían: No durante la fiesta, para que no se haga alboroto en el pueblo. • Podemos ver cómo el diablo intenta matar al Señor Jesús desde el día que era recién nacido hasta los días de su ministerio, cuando tenía 30 años, todo el tiempo intentaba hacerle daño, mas no podía porque aún no había llegado su hora. Pero el Señor era hombre de oración, hombre de búsqueda constante de las cosas de arriba, por ello nunca pudo hacerle daño el enemigo. • Nosotros, debemos imitar su ejemplo, procurando buscar a Dios constantemente. Mat 26:6 Y estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, Mat 26:7 vino a él una mujer, con un vaso de alabastro de perfume de gran precio, y lo derramó sobre la cabeza de él, estando sentado a la mesa. • Cuando nos postramos, cuando le adoramos, cuando oramos y nos quebrantamos estamos quebrando nuestro frasco de alabastro de perfume a los pies del Señor. A aquella mujer no le importaba lo que valía el perfume. • Esa mujer tipifica a la iglesia, aquellos que le adoran en espíritu y verdad, y que están muriendo constantemente a sus deseos y pasiones carnales, prefiriendo antes buscar y honrar al Señor.. Mat 26:8 Al ver esto, los discípulos se enojaron, diciendo: ¿Para qué este desperdicio? 9 Porque esto podía haberse vendido a gran precio, y haberse dado a los pobres. 10 Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué molestáis a esta mujer? pues ha hecho conmigo una buena obra. 11 Porque siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no siempre me tendréis. 12 Porque al derramar este perfume sobre mi cuerpo, lo ha hecho a fin de prepararme para la sepultura. • El que dijo esto fue Judas y se lo comentó a los demás y se contaminaron. Hay palabras contaminantes de las cuales debemos tener mucho cuidado. Es mucho mejor evitarlas. • Esta mujer daba su mejor perfume, porque cuando hay amor, se da lo mejor, cuando se termina el amor se da lo peor. • v12( el cuerpo es la iglesia). A veces creemos que Dios nos unge para darnos corona, pero nos unge para morir y así poder resucitar. Mat 26:14 Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, Mat 26:15 y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata. Mat 26:16 Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle. Mat 26:17 El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua? Mat 26:18 Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. • El tiempo de su Venida está cerca y el Señor quiere tener celebración de intimidad y comunión con nosotros, aunque, los que no tengan el espíritu de fidelidad, tomarán la actitud de Judas, se apartarán de la congregación y cometerán vergonzosos actos de traición contra sus pastores, coberturas ministeriales, aún contra la sana doctrina de Cristo. Mat 26:19 Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua. Mat 26:20 Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce. Mat 26:21 Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar. • Aunque el plan había sido hecho por Judas en lo secreto, Dios lo sabía porque está en todo lugar. • Si algo duele mucho es que los de más confianza nos traicionen. Mat 26:25 Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho. Mat 26:26 Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Mat 26:27 Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; Mat 26:28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Mat 26:29 Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. Mat 26:30 Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos. Mat 26:31 Entonces Jesús les dijo: Todos vosotros os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas. • "Me abandonaréis" dice otra versión. Como podemos notar, se avecinaba una prueba para la fe de los apóstoles, y el Señor, en su eterna sabiduría, les estaba ministrando, fortaleciendo y preparando sus almas para ese momento tan tremendo en el que, el ataque sería tan fuerte que todos se iban a escandalizar, todos iban a abandonarle. • Es evidente que somos vulnerables a fallarle al Señor, a negarle, etc. Por esta razón, es urgente que seamos llenos del Espíritu Santo. Mat 26:33 Respondiendo Pedro, le dijo: Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré. Mat 26:34 Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Mat 26:35 Pedro le dijo: Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo. 1. Triste es hablar sin razonar. Pedro no escuchaba ya con atención las palabras de Jesús, antes, manifestó su soberbia y atrevimiento hablando de sostener una actitud de fidelidad, pasando por alto que el Señor estaba hablando como profeta, viendo anticipadamente lo que se avecinaba. 2. Pero nosotros debemos ser tardos para hablar, prontos para oir(Stg. 1:19). Mat 26:36 Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro. Mat 26:37 Y tomando a Pedro, y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. Mat 26:38 Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo. • No todos los Apóstoles eran hombres de oración, teniendo el llamado a serlo para tener cielos abiertos para que haya revelación de la Palabra y un mover tremendo del Espíritu, e intercesión poderosa. • En ese momento el Señor necesitaba la intercesión de sus discípulos porque el momento que venía para Él era sumanente difícil, ya que después de muerto debía descender al infierno, y aquella intercesión le traería fortaleza. Mat 26:39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. Mat 26:40 Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? Mat 26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. Aquí está advirtiendo el Señor que el que no ore y esté durmiendo en las cosas de Dios lo acechará y alcanzará el enemigo hasta botarlo y destruirlo, si el Señor no interviene. Mat 26:42 Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad. Mat 26:43 Vino otra vez y los halló durmiendo, porque los ojos de ellos estaban cargados de sueño. El Señor Jesús fue un ejemplo de oración para sus discípulos, intentó enseñarles a orar una y otra vez. Orar requiere un esfuerzo, porque indudablemente hay ataque cuando el pueblo de Dios dispone buscarle en oración: atacará con cansancio, desgano, obstáculos, etc., cosas que debemos esforzarnos para superar. Una vez logremos desarrollar un estilo de vida donde hay oración, clamor e intimidad, Dios se manifestará de una manera maravillosa a nuestras vidas. El reino de las tinieblas está dispuesto a impedir que sobre todo los ministros primarios desarrollen una vida de oración, vemos en este pasaje a los 3 apóstoles más allegados al Señor teniendo serias dificultades para orar. Mat 26:44 Y dejándolos, se fue de nuevo, y oró por tercera vez, diciendo las mismas palabras. Mat 26:45 Entonces vino a sus discípulos y les dijo: Dormid ya, y descansad. He aquí ha llegado la hora, y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores. Mat 26:46 Levantaos, vamos; ved, se acerca el que me entrega. El Señor sabía que los discípulos debían aprender a orar en los momentos difíciles, porque esos momentos sólo se pueden pasar y salir en victoria si hay búsqueda del rostro del Señor, porque “el gozo del Señor es nuestra fuerza”-Neh. 8:10.

Comments are closed.