Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » Venid a mí, oíd y vivirá vuestra alma

Venid a mí, oíd y vivirá vuestra alma

Isa 55:3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. Mar 1:17 Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. RV60 • Dios llama al hombre, lo transforma y hasta le cambia el trabajo. • Pescar un pez es fácil, pero pescar un hombre o una mujer para Cristo sólo se puede hacer con el poder de Dios, con mucha oración. • Debemos venir a Él, Él nos va a decir cómo hacer el trabajo. Nosotros debemos ir en pos del Señor, y no decirle “Señor ven en pos de mí” porque a veces queremos delante del Señor. VENID Gr Deute = ven acá, venir, volver. →Porque hay algunos que ya estuvieron en el Señor pero volvieron atrás. Así que debemos buscar la gente que nunca ha venido y a los que ya habían estado pero se echaron atrás. Mat 11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. • El yugo del Señor es la obediencia. El buey, una vez castrado se vuelve manso. Esto es lo que cuesta en el evangelio porque somos rebeldes de naturaleza. • Para hallar descanso para nuestras amas debemos ser mansos y humildes, así es como se vaya el stress. • Trabajados… se refiere a la carga. Se va viniendo a orar, la oración nos permite reposar en Cristo. • Para poder ser obedientes, debemos entregarle nuestra voluntad a Señor: “no se haga lo que yo quiero sino tu voluntad, Señor”. • La carga del Señor es espiritual. Mic 4:2 Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová. • Cómo le va a enseñar a alguien que no quiere venir? Lo primero es venir y oír, para ser enseñados, aprender y tener la bendición del Señor. • Dios pondrá en este tiempo el querer y el hacer en el corazón de las personas. Porque el mundo ofrece soluciones de toda índole, pero el único que verdaderamente tiene la respuesta para la gente es Cristo Jesús. • Qué importante es la enseñanza!. Hoy estamos aprendiendo, mañana estaremos dando de gracia lo que recibimos de gracia. • Jerusalén es la iglesia. Por eso debemos invitar a nuestros amigos a nuestra iglesia a recibir la palabra. VENID heb YALÁK = proseguir, seguir, separar, subir, venir, volver. • Venid significa proseguir, continuar, perseverar. Es el llamado para quienes ya estamos en este bendito camino, para no echarnos atrás. • Pero Venid también significa volver. Es el llamado para quienes ya estuvieron en el camino, pero un día se apartaron. Hos 6:1 Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará. 2 Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él. 3 Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra. • Es cuando vienen pruebas a la vida del creyente, se va de la iglesia y se aparta del rebaño. • La iglesia está en los primeros minutos del tercer milenio, y en breve será levantada. • Gr Egeiro = ser levantado con vida. →estaremos conociendo a Señor por toda la eternidad. • ¿Cómo vamos a conocerlo? Amando la palabra, escrudriñándola. La palabra de Dios es la lluvia enviada al ser humano así: 1) Como la lluvia, del Padre-Genesis-Malaquías 2) Como la lluvia temprana, de Cristo-Evangelios 3) Como la lluvia tardía, del Espíritu-Hechos-Apocalipsis. Isa 55:3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. • Ay qué poner atención a la Palabra y guardarla, y Dios hará pacto con nosotros. • Amigos: oigan, vengan y acérquense, reciban este mensaje para que su espíritu tome vida, para que Dios es haga nacer de nuevo, perdone sus pecados y entren a la vida abundante. Isa 55:1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. • El sacrificio de Cristo no tiene precio, Él pagó por nosotros para que hoy nos gocemos. • “Comprad sin dinero… vino y eche”. De la eche se sacan muchos productos, que no habría necesidad de comer carne. Su palabra es la leche espiritual no adulterada. El vino es la llenura de Espíritu Santo. Isa 1:18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. • Esto sólo Dios lo puede hacer. Sal 100:2 Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. • Cuando uno nace de nuevo no se quiere perder el culto, corre para llegar temprano. Sal 95:1 Venid, aclamemos alegremente a Jehová; cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación. Sal 96:8 Dad a Jehová la honra debida a su nombre; traed ofrendas, y venid a sus atrios. • Alguien que ha sido impactado por el bendito evangelio, trae ofrendas voluntarias al Señor, le es gozo dar no carga. Sal 95:6 Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor. • La palabra nos enseña que debemos postrarnos para adorar al Señor, reconociendo que Él es nuestro hacedor. Sal 34:12 ¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien? 13 Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño. 14 Apártate del mal, y haz el bien; busca la paz, y síguela. Todo aquél que desee tener una vida de bendición, de paz, de gozo, venga a Cristo y deje lo malo, haga el bien, reconcíliese con los suyos primeramente, luego con los vecinos y personas con las que tenga diferencias para dar testimonio del cambio que se está dando en su vida. 2Cr 30:8 No endurezcáis, pues, ahora vuestra cerviz como vuestros padres; someteos a Jehová, y venid a su santuario, el cual él ha santificado para siempre; y servid a Jehová vuestro Dios, y el ardor de su ira se apartará de vosotros. • Dios anhela la reconciliación del hombre con Él, por eso le invita a recibir su palabra y su salvación. Cuando la ira de Dios se aparta de una persona, todas las cosas empiezan a marchar mejor, empieza la restauración, viene la bendición. Jn 6:44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero. Jn 6:45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí. • Esto es profundo, nosotros, cuando estábamos en la eternidad participamos en el discipulado del Padre, cuando el Hij vino a la tierra estableció su discipulado, y hoy, el Espíritu Santo tiene su discipulado, del cual participamos hoy. CONCLUSIÓN Luc 6:47 Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. 48 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. • Así será tu vida si vienes a la roca que es Cristo y le pones como fundamento de toda tu vida, serás salvo y nunca caerás, te mantendrás firme delante de Dios, y aún en la vejez tendrás grande bendición. Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol Misión Cristiana Shoffar Ministerios Ebenezer

Comments are closed.