Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » Bienaventurado

Bienaventurado

Deu 33:29 Bienaventurado eres, ¡oh Israel! ¿Quién hay semejante a ti, ¡oh pueblo afortunado!, que hallas tu salud en el Señor? El es el escudo que te cubre y defiende, y la espada que te llena de gloria. Tus enemigos rehusarán reconocerte; pero tú los sojuzgarás y pondrás el pie sobre su cuello. T AMAT Bienaventurado, según el Dicc. de la Real A. Española significa "afortunado, feliz, etc.". Del hebreo ASHAR, raiz ASHÉM = recto, específicamente estar estable, ser correcto, ser feliz, figurativamente ir hacia adelante, ser honesto, prosperar, andar, guiar. • En base a esto, comprendemos que el creyente será bienaventurado si se deja guiar por el Espíritu Santo. • El bienaventurado guía, llama las almas para que venga a los pies de Cristo, visita al que ya no se congrega hasta que lo hace volver • Al que Dios le da la bienaventuranza le da restitución, es decir recuperará lo que perdió, y cuando Dios hace restitución, el diablo le tiene que devolver siete veces más de lo que le robó. Del griego Macarios = supremamente bendecido, por extensión afortunado, bien librado, bendecir, bienaventurado, dichoso, glorioso • Sólo el bendecido bendice • Glorioso: es el futuro que nos espera, nos darán un cuerpo glorioso. Deu 33:29 Bienaventurado tú, oh Israel. ¿Quién como tú, Pueblo salvo por Jehová, Escudo de tu socorro, Y espada de tu triunfo? Así que tus enemigos serán humillados, Y tú hollarás sobre sus alturas. RV60 Deu 33:29 Bienaventurado eres, ¡oh Israel! ¿Quién hay semejante a ti, ¡oh pueblo afortunado!, que hallas tu salud en el Señor? El es el escudo que te cubre y defiende, y la espada que te llena de gloria. Tus enemigos rehusarán reconocerte; pero tú los sojuzgarás y pondrás el pie sobre su cuello. T AMAT • Dios es nuestro guerrero poderoso, dispuesto a defendernos y sacarnos en victoria en todo momento, porque siempre tendremos batalla, guerra espiritual, que sólo puede librar aquel a quien el Señor ya salvó. Hacer Guerra espiritual es notificarle al enemigo que ya fue derrotado, a las potestades que un día fueron exhibidos públicamente por el Señor Jesucristo en la cruz- Col 2:15. Job 5:17 He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso. RV60 • Somos bienaventurados, quienes somos hijos de Dios, porque la disciplina que nos es enviada habla de que Dios piensa en nosotros, se interesa en el bienestar de nuestra alma porque a veces nos desviamos de la palabra, desobedecemos, le fallamos al Señor, y nos tiene que disciplinar, azotar. Qué lindo es que para Dios seamos muy importantes.! Sal 2:12 Abrazad la buena doctrina; no sea que al fin se irrite el Señor, y perezcáis descarriados de la senda de la justicia. Porque cuando de aquí a poco se inflamare su ira, bienaventurados todos aquellos que ponen en él su confianza. RV60 • Debemos alimentar nuestra alma a conciencia con la buena doctrina, así como alimentamos nuestro cuerpo cada día y varias veces por día. Quien no es constante en la iglesia, tiene su alma en desnutrición. • Con esa doctrina tambien vamos a ser sostenidos en los caminos del Señor, y aquellos que somos bienaventurados seremos arrebatados antes que venga la ira de Dios. Sal 32:1 Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. 2 Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño. RV60 • Cuando venimos a Cristo, venimos con olor a pecado e inmundicia, como el pródigo que venía de cuidar cerdos, pero la bendita sangre de Cristo nos limpió y fuimos aceptos por el Señor. • La bienaventuranza vino a nosotros cuando recibimos a Cristo, cuando fuimos sellados con el sello del Espíritu, Santo -Ef 1:13. Sal 40:4 Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira. RV60 • ¿En quién o qué tienes puesta tu confianza? la debes tener en el Señor • Hay quienes pueden llegar a tener abundancia siendo impíos o pecadores, pero en cualquier momento puede llegar el fin de su vida y la condenación de su alma y nada de lo que posee le podrá salvar. Pero qué lindo es tener a Cristo y perdonados nuestros pecados, porque la abundancia será para vida y no para muerte Sal 41:1 Para el director del coro. Salmo de David. Bienaventurado el que piensa en el pobre; en el día del mal el SEÑOR lo librará. 2 El SEÑOR lo protegerá y lo mantendrá con vida, y será bienaventurado sobre la tierra; y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos. 3 El SEÑOR lo sostendrá en su lecho de enfermo; en su enfermedad, restaurarás su salud. RV60 • Acuérdate del pobre, guarda sustento para él, cada vez que puedas ayudar a un necesitado hazlo porque redundará en tremendas bendiciones para ti. Serás bienaventurado y hasta gozarás de buena salud física. Sal 65:4 Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a ti, Para que habite en tus atrios; Seremos saciados del bien de tu casa, de tu santo templo. • El bien de la casa del Señor es el pan de Dios(la palabra) y el vino de Dios(su Santo Espíritu). Cada vez que asistes a la congregación con hambre y sed del Señor, es saciada tu alma y restaurada, y las cosas del mundo cada vez te son menos apetecibles, te acercas más a Dios y le amas más, y todo aquel que se enamora de Él, califica para ser arrebatado. Sal 84:4 Bienaventurados, Señor, los que moran en tu casa, te alabarán por los siglos de los siglos. RV60 Sal 89:15 Qué afortunadosb son, Señor, los que saben alabarte con alegría. Ellos andan a la luz de tu presencia. Psa 89:16 Tu nombre los hace felices, alaban tu justicia. PDT • Al Señor lo debemos alabar con alegría, debemos saber que le agrada nuestra alabanza, por lo tanto, debemos alabarle como Él merece con alabanza emotiva, expresiva, explosiva, ante Él debemos presentarnos gozosos, no desanimados ni tristes como si él no fuera poderoso para ayudarnos en medio de la aflicción que estemos viviendo. Sal 89:17 Tú eres su fuerza asombrosa, su fortaleza viene de ti. • Cuando nos hallamos en las tormentas más terribles, en los problemas más tremendos, Dios está dispuesto a enviar óleo de alegría "más que a nuestros compañeros"-Sal 45:7, ese óleo reservado para los fieles. Sal 112:1 Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera. 2 Su descendencia será poderosa en la tierra; La generación de los rectos será bendita. 3 Bienes y riquezas hay en su casa, Y su justicia permanece para siempre. • Hay bienaventuranza para el que teme al Señor. Esas bienaventuranzas repercutirán aún a nuestros hijos. Vale la pena temer al Señor. Sal 127:3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre. 4 Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud. 5 Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado cuando hablare con los enemigos en la puerta. • Para un ministro, igualmente para un padre biológico, tener hijos es una bienaventuranza, sobre todo cuando sus hijos son hijos que le honran y obedecen, que reciben la palabra, la instrucción y la atesoran, son hijos que un día, cuando salgan de casa lo harán enviados y no por su cuenta haciendo su propia voluntad. Sal 128:1 Afortunado todo el que respeta al Señor, todo el que sigue el camino de Dios. 2 Disfrutarás del fruto de tu trabajo, serás feliz y te irá bien en la vida. 3 En tu hogar, tu mujer será como una vid llena de uvas; tus hijos alrededor de tu mesa serán como plantas de olivo. • Quienes somos padres, debemos llevar a cabo la tremenda pero hermosa tarea de ganar a nuestra familia para Cristo y conducirlos a esta salvación tan grande que Dios nos ofrece. Si logramos ganarla, seremos bienaventurados Sal 144:12 Sean nuestros hijos como plantas crecidas en su juventud, Nuestras hijas como esquinas labradas como las de un palacio; 13 Nuestros graneros llenos, provistos de toda suerte de grano; Nuestros ganados, que se multipliquen a millares y decenas de millares en nuestros campos; 14 Nuestros bueyes estén fuertes para el trabajo; No tengamos asalto, ni que hacer salida, Ni grito de alarma en nuestras plazas. 15 Bienaventurado el pueblo que tiene esto; Bienaventurado el pueblo cuyo Dios es Jehová. LBLA • No habrá escasez sino abundancia para aquellos cuyo Dios es el Señor, Jehová de los Ejércitos, los que le obedecen guardando sus mandamientos todos los días de su vida. El Señor los hará habitar en paz, sin temor de malas noticias. 1 Reyes 10:8 Bienaventurados tus hombres, dichosos estos tus siervos, que están continuamente delante de ti, y oyen tu sabiduría. • Aprovechemos la bendición y abundancia de palabra que Dios nos está dando, frecuentemos la casa del Señor para recibirla, busquémosla como a tesoro, deleitémonos en ella, recibámosla porque no es palabra ni sabiduría de hombres, sino de Jehová, y seremos llamados bienaventurados. Mal 3:11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos. RV60 • Dicho de otra manera, son Bienaventurados los que diezman y ofrendan, los que lo hacen han aprendido a depender de Dios y confiar en Él y no en su dinero. Luk 11:28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan. RV60 • Este pasaje nos habla de un pueblo que aparta tiempo para sentarse a recibir la palabra y la instrucción que Dios les está enviando a través de sus siervos. Qué haceres siempre hay, trabajo siempre hay, y apartamos tiempo para ello, pero así como siempre tenemos tiempo para otras cosas, mayormente debemos tenerlo para escudriñar la palabra del Señor. Luc 12:37 Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles. 38 Y aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los hallare así, bienaventurados son aquellos siervos. 38 "Y ya sea que venga en la segunda vigilia (9 p.m. a medianoche), o aun en la tercera (medianoche a 3 a.m.), y los halla así, dichosos son aquellos siervos. NBLH • Bienaventurados los que estén activos en el servicio al Señor, en oraciones, en ayunos, en clamor, perseverando en medio de la prueba, que no duemen espiritualmente y están dispuestos a permanecer así hasta que el Señor venga, ciertamente, para ellos el Señor ya tiene un galardón. Rom 4:7 Bienaventurados aquellos cuyas maldades son perdonadas y cuyos pecados están borrados; T. AMAT • No hay cosa más hermosa que la paz que el perdón y misericordia de Dios nos dan, ya que Dios, viendo nuestro arrepentimiento sincero y humillación, no nos niega su amor y nos limpia con su preciosa sangre, no negándonos la oportunidad para volver a la comunión y amistad con Él. Ap 19:9 Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. RV60 • Éstos, son los que decidieron un día morir a su viejo hombre, siguiendo los pasos de obediencia de Cristo, quien amó a Dios con todas sus fuerzas en los días de su carne, fueron tenidos por dignos a causa de su obediencia Ap 22:14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. RV60 • Bienaventurados aquellos que cuando le fallan al Señor pecando, vienen luego al altar del Señor, y al ministro que los cubre, buscando la ayuda espiritual necesaria para no quedar atrapados y cautivos. • Quienes tengan manchada su ropa con pecados y contaminación, cuando sea el arrebatamiento se quedarán a la Gran Tribulación Mat 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. 4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. 5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. 6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. RV60 • Pobre es el que se considera sumamente necesitado del Señor y su palabra, ante Dios es bienaventurado • Llorar es un indicio de que el corazón es frágil y se ha quebrantado. El que llora ante la Presencia del Señor, el que llora al ver la condición de pecado de su ciudad, el que llora cuando un hermano cae y se aparta, , es bienaventurado, porque ora, busca a Dios en clamor y gemido. El que llora es bienaventurado • Ser manso es aquel que se aparta de toda clase de violencia, que procura estar en paz con todos, que no devuelve mal por mal, que no peca cuando se enoja, y que es tardo para enojarse • Los que tienen hambre y sed de justicia, son los que desean que Dios reine en sus vidas, que son constantes en la palabra. Mat 5:10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. 11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. 12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. • Por causa del nombre de Cristo, nunca nos avergoncemos, nunca desmayemos, soportemos los vituperios aún la persecusión, procuremos tener nada de qué avergonzarnos, ser los obreros aprobados que Dios escogerá como dignos predicadores de su palabra. La Palabra dice que seremos galardonados. CONCLUSIÓN Bienaventurados todos aquellos que diligentemente cumplen todos estos mandamientos que Dios ha dado a su pueblo, a su ejército. Bienaventurados todos aquellos que perseveren obedeciendo al Señor hasta que Él venga, se los llevará y se casará con ellos. Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol Misión Cristiana Shoffar Ministerios Ebenezer

Comments are closed.