Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » Busquemos a Dios en medio de los problemas

Busquemos a Dios en medio de los problemas

2Ch 20:1 Pasadas estas cosas, aconteció que los hijos de Moab y de Amón, y con ellos otros de los amonitas, vinieron contra Josafat a la guerra. 2Ch 20:2 Y acudieron algunos y dieron aviso a Josafat, diciendo: Contra ti viene una gran multitud del otro lado del mar, y de Siria; y he aquí están en Hazezon-tamar, que es En-gadi. RV60 • Moab y Amón hijos de Lot, fueron los patriarcas de los moabitas y los amonitas, pero Lot los tuvo con sus propias hijas, provocando que cayera sobre ellos una maldición tremenda de inmoralidad sexual. • La gente que es así, no convertida a Cristo es peligrosa, y tiene una maldición que sólo Dios puede destruir • Hazezon-Tamar significa división. -->el diablo quiere dividir nuestros hogares, nuestros matrimonios y dejar desamparados a los hijos, a las ovejas sin pastor, pero no podrá contra la iglesia porque nuestro Dios, que está con nosotros, es más poderoso que el que está en el mundo. • La gente que es inmoral, y que anda mal, muchas veces quiere levantar la voz en la iglesia, pero lo primero que deberían hacer es arreglar su vida y su casa. 2Ch 20:3 Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá. 2Ch 20:4 Y se reunieron los de Judá para pedir socorro a Jehová: y también de todas las ciudades de Judá vinieron a pedir ayuda a Jehová. • Cuando a uno le llevan una mala noticia, en ese mismo momento hay que venir al altar a buscar a Dios, para humillarnos, arreglarnos con Él, y Él va a pelear por nosotros y nos sacará en victoria. 2Ch 20:5 Entonces Josafat se puso en pie en la asamblea de Judá y de Jerusalén, en la casa de Jehová, delante del atrio nuevo; 6 Y dijo: Jehová Dios de nuestros padres, ¿no eres tú Dios en los cielos, y te tienes dominio sobre todos los reinos de las naciones? ¿no está en tu mano tal fuerza y poder, que no hay quien te resista? 7 Dios nuestro, ¿no echaste tú los moradores de esta tierra delante de tu pueblo Israel, y la diste a la descendencia de Abraham tu amigo para siempre? • Si le hablamos así al Señor, Él nos va a defender. pero a veces nos callamos, hagamos lo que hizo aquel ciego que empezó a clamar para que el señor Jesús lo escuchara, y al final el Señor lo escuchó y le devolvió la vista, Mar 10:48 Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! • Vienen tiempos de gloria, de restauración, y los experimentaremos aquellos que busquemos al Señor con todo nuestro corazón. 2Ch 20:8 Y ellos han habitado en ella, y te han edificado en ella santuario a tu nombre, diciendo: 9 Si mal viniere sobre nosotros, o espada de castigo, o pestilencia, o hambre, nos presentaremos delante de esta casa, y delante de ti, (porque tu nombre está en esta casa,) y a causa de nuestras tribulaciones clamaremos a ti, y tú nos oirás y salvarás. • Ese templo de Dios somos nosotros, pero el diablo no está contento con el templo de Dios, porque antes éramos vasos de él, pero hoy somos santos, así que procurará nuestro mal de varias maneras: • MAL heb Rah = apariencia, agravio, mal, calumnia. • ESPADA = kjéreb; de 2717; sequía; también instrumento cortante (por su efecto destructivo), como cuchillo, espada, u otro implemento afilado:-arma, armar, cuchillo, daga, espada, guerra, hacha, herramienta, puñal. • CASTIGO heb Shefút = sentencia, castigo • PESTILENCIA heb Déber = sentido de destruir, pestilencia, plaga • HAMBRE heb Raáb = hambre -->Dios en su propósito no quiere que te haga falta nada. 2Ch 20:10 Ahora, pues, he aquí los hijos de Amón y de Moab, y los del monte de Seir, a cuya tierra no quisiste que pasase Israel cuando venía de la tierra de Egipto, sino que se apartase de ellos, y no los destruyese; 11 He aquí ellos nos dan el pago viniendo a arrojarnos de la heredad que tú nos diste en posesión. 12 ¡Oh Dios nuestro! ¿no los juzgarás tú? porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros: no sabemos que hacer, y a ti volvemos nuestros ojos. • Los problemas nos hacen volver a nuestro primer amor con Cristo 2Ch 20:13 Y todo Judá estaba en pie delante de Jehová, con sus niños y sus mujeres, y sus hijos. 14 Y estaba allí Jahaziel hijo de Zacarías, hijo de Benaía, hijo de Jeiel, hijo de Matanías, levita de los hijos de Asaf, sobre el cual vino el espíritu de Jehová en medio de la reunión; 15 Y dijo: Oid, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande; porque no es vuestra la guerra, sino de Dios. 16 Mañana descenderéis contra ellos; he aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis, y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel. 17 "No necesitáis pelear en esta batalla; apostaos y estad quietos, y ved la salvación del SEÑOR con vosotros, oh Judá y Jerusalén." No temáis ni os acobardéis; salid mañana al encuentro de ellos porque el SEÑOR está con vosotros. • busquemos a Dios para que se levanten vasos llenos del Espíritu hablando de parte de Dios y el ataque se disipe, porque lo profético es como una espada que corta. 2Ch 20:18 Y Josafat se inclinó rostro en tierra, y todo Judá y los habitantes de Jerusalén se postraron delante del SEÑOR, adorando al SEÑOR. 2Ch 20:19 Y se levantaron los levitas, de los hijos de Coat y de los hijos de Coré, para alabar al SEÑOR, Dios de Israel, en voz muy alta. • Lo profético trae adoración • Dejemos que se mueva el espíritu profético en medio de la iglesia porque es como espada afilada contra nuestros enemigos y nosotros adoraremos al Señor 2Ch 20:20 Se levantaron muy de mañana y salieron al desierto de Tecoa; y cuando salían, Josafat se puso en pie y dijo: Oídme, Judá y habitantes de Jerusalén, confiad en el SEÑOR vuestro Dios, y estaréis seguros. Confiad en sus profetas y triunfaréis. 2Ch 20:21 Y habiendo consultado con el pueblo, designó a algunos que cantaran al SEÑOR y a algunos que le alabaran en vestiduras santas, conforme salían delante del ejército y que dijeran: Dad gracias al SEÑOR, porque para siempre es su misericordia. • La Palabra de Dios nos llama a confiar en Él para estar seguros, y creer en sus profetas, para triunfar. CONCLUSIONES Cada vez que se levanten tus enemigos contra ti, cada vez que tengas una aflicción, corre al Señor y confía en Él pues Él hará, pero también cree a sus profetas porque Dios quiere que seas prosperado. Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol Misión Cristiana Shoffar Ministerios Ebenezer

Comments are closed.