Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » NUESTRO JOSÉ(JESUCRISTO) QUIERE DARNOS EL MEJOR PAN

NUESTRO JOSÉ(JESUCRISTO) QUIERE DARNOS EL MEJOR PAN

José, figura de Cristo, invita a sus hermanos a su Mesa.

      Gén 43:1  El hambre era grande en la tierra; :2  y aconteció que cuando acabaron de comer el trigo que trajeron de Egipto,  les dijo su padre:  Volved,  y comprad para nosotros un poco de alimento.
  • Había hambre en Canaán, pero no la había en Egipto, porque ahí estaba José, figura de Cristo. Tú confía en tu José, nuestro Señor Jesucristo, y nada te hará falta.  Y por causa tuya, mucha gente será bendecida, y ellos notarán que eres el vaso a través del cual están recibiendo esa bendición.  Así que, si Cristo está con nosotros, Él nos va a dar la respuesta que necesitamos, nos va a bendecir en gran manera, nos va abrir puerta grande y eficaz, no importa lo que nos venga, enfermedad, problema, situación difícil, que nuestra economía fue lastimada, el Dios que está con nosotros, permite momentos difíciles para ver si seguimos confiando en Él; y lo que el enemigo te robó,  te será restituido, y dará orden al enemigo que te devuelva 7 veces más de lo que te quitó.
  NVI Gén 43:11  Entonces Israel,  su padre,  les dijo:  Ya que no hay más remedio,  hagan lo siguiente:  Echen en sus costales los mejores productos de esta región,  y llévenselos de regalo a ese hombre:  un poco de bálsamo,  un poco de miel,  perfumes,  mirra,  nueces,  almendras.
  • Cuando tú quieras que Dios te bendiga, siembra, dale al Señor de lo mejor que tengas, y que salga de ti con amor, con agradecimiento y de corazón, no por carga, sino con un espíritu de adoración. Por otra parte, acerquémonos a la mesa de nuestro Señor Jesucristo, vengamos ante Él como ofrenda de olor fragante, dándole nuestra propia vida, nuestra familia.
  • Bálsamo, Miel (revelación), Perfumes (adoración), Mirra (es sufrimiento, lágrimas a causa de los momentos difíciles que nos toca pasar, pero de ellas dice el Señor "ninguna de ellas caerá a tierra"), Nueces y Almendras(Frutos secos con alto contenido nutricional, buenas para el corazón y la sangre).  El Señor te quiere dar lo mejor, para que de lo mejor le ofrezcas a Él.
  • José Recibió aquellos presentes, no tanto por su valor, sino por lo que representaban, y porque sabía que eran enviados por su padre.
  RV60 Gén 43:15  Ellos tomaron los regalos,  el doble del dinero,  y a Benjamín,  y emprendieron el viaje a Egipto.  Allí se presentaron ante José.
  • Cuando Dios nos pide algo, Él sabe por qué lo está pidiendo, así que no se lo neguemos. Al Obedecerle, se gozará y nos devolverá 7 veces lo que nos pidió.
  RV60 Gén 43:16  Y vio José a Benjamín con ellos,  y dijo al mayordomo de su casa:  Lleva a casa a esos hombres,  y degüella una res y prepárala,  pues estos hombres comerán conmigo al mediodía.
  • Qué privilegio podernos sentar a la mesa donde el Señor está sentado. Y hay una silla, un lugar que Él ha preparado para cada uno de nosotros.  Ese es el lugar que Dios tiene para nosotros, no un lugar en los antros de pecado con los hijos de las tinieblas.  Tu lugar no es el mundo, tu lugar es la mesa del Señor.  No tengamos menor concepto del que realmente Dios nos ha dado, para Él somos valiosos, los varones son príncipes y las hermanas princesas del Señor, y aunque hay quienes nos han menospreciado, Dios nos seguirá amando.
  Gén 43:18  Entonces aquellos hombres tuvieron temor,  cuando fueron llevados a casa de José,  y decían:  Por el dinero que fue devuelto en nuestros costales la primera vez nos han traído aquí,  para tendernos lazo,  y atacarnos,  y tomarnos por siervos a nosotros,  y a nuestros asnos.
  • Sanemos nuestra mente y nuestro corazón, pues de lo contrario nos perderemos grandes bendiciones por menospreciarnos a causa de lo malo que hicimos un día. Dios ya se olvidó de nuestros pecados,  errores,  faltas, de lo negativo de nuestra vida, echó al fondo del mar todo ese pasado, acerquémonos confiadamente delante de Él, pues quiere bendecirnos en gran manera, pues tiene un paquete de bendición preparado para nuestras vidas.
  • Tuvieron temor” el temor ata, pero el amor edifica, descarta todo eso, tú vales, eres especial para Dios. Sólo  tengamos cuidado de arreglarnos con Él.
  Gén 43:20  Y dijeron:  Ay,  señor nuestro,  nosotros en realidad de verdad descendimos al principio a comprar alimentos.  :21  Y aconteció que cuando llegamos al mesón y abrimos nuestros costales,  he aquí el dinero de cada uno estaba en la boca de su costal,  nuestro dinero en su justo peso;  y lo hemos vuelto a traer con nosotros.  :23  El les respondió:  “Paz a vosotros,  no temáis;  vuestro Dios y el Dios de vuestro padre os dio el tesoro en vuestros costales;  yo recibí vuestro dinero.”  Y sacó a Simeón a ellos.
  • Simeón es el que oye atentamente, por lo tanto, cambia, y Benjamín es el hijo de la mano derecha. Así que, pueblo bendito del Señor no temas de acercarte al Señor, quita todo estorbo de tu mente, pues desde el momento que te perdonó, te limpió con su sangre y ya no se acuerda de nada, Él te ha hecho acepto por medio de nuestro Señor Jesucristo.  ¿Quién hace eso? De devolver el dinero pagado por la compra de un producto?  Sólo Dios, le pedimos uno y nos da dos, pues antes que le pidamos Él ya sabe de qué tenemos necesidad, Él nos dará medida buena, apretada, remecida y rebosante, nos bendice doblemente.
   Gén 43:24  Y llevó aquel varón a los hombres a casa de José;  y les dio agua,  y lavaron sus pies,  y dio de comer a sus asnos.
  • El agua es tipo de la palabra, y del Espíritu Santo. Ya su sangre nos limpió, así que ya lo único que necesitamos es lavarnos los pies.   Y Cuando Dios nos bendiga hasta nuestros animales recibirán la bendición.
  Gén 43:25  Y ellos prepararon el presente entretanto que venía José a mediodía,  porque habían oído que allí habrían de comer pan.  :26  Y vino José a casa,  y ellos le trajeron el presente que tenían en su mano dentro de la casa,  y se inclinaron ante él hasta la tierra.
  • Le tenían miedo a José, por eso se inclinaron y le dieron reverencia. Pero nosotros no le debemos tener miedo a nuestro Señor, es nuestra cobertura, proveedor, médico, amigo, nuestro hermano.
  Gén 43:33  Y se sentaron delante de él,  el mayor conforme a su primogenitura,  y el menor conforme a su menor edad;  y estaban aquellos hombres atónitos mirándose el uno al otro.  34  Y José tomó viandas de delante de sí para ellos;  mas la porción de Benjamín era cinco veces mayor que cualquiera de las de ellos.  Y bebieron,  y se alegraron con él.
  • Aquí está el cordero de Dios, su sangre bendita que nos da vida, su cuerpo que fue herido por nuestros pecados, si nos acercamos como Dios manda, un rema de Dios vendrá sobre nuestra vida y la maldición ancestral que hubiera metido el diablo se romperá, porque en Cristo somos herederos de bendición y no de maldición. Somos hijos de la mano derecha, entonces, para nosotros no es una porción, son cinco: porción apostólica, porción profética, porción evangelística, porción pastoral, porción magisterial; nos quiere colmar de bienes y misericordias, quiere que nuestra copa rebose.
  Gén 45:1  No podía ya José contenerse delante de todos los que estaban al lado suyo,  y clamó:  Haced salir de mi presencia a todos.  Y no quedó nadie con él,  al darse a conocer José a sus hermanos.  :2  Entonces se dio a llorar a gritos;  y oyeron los egipcios,  y oyó también la casa de Faraón.
  • A pesar de todo lo que sus hermanos le hicieron, los perdonó y los trajo a su mesa. Así, el Señor nos quiere perdonar de lo primero hasta lo último.  El diablo ha perdido la batalla, y si Dios es con nosotros, quién contra nosotros!!.
  • Lloró y los hermanos asustados.
  Gén 45:3  Y dijo José a sus hermanos:  Yo soy José;  ¿vive aún mi padre?  Y sus hermanos no pudieron responderle,  porque estaban turbados delante de él.
  • No nos arrepentimos de haber aceptado a Cristo, y por nada volveremos atrás, aunque el diablo tiene planes de sacarnos de la iglesia, pero más fuerte es la mano poderosa del Señor y con Él somos más que vencedores, porque nos ha pagado conforme a su misericordia y no conforme nuestras obras
  Gén 45:4  Entonces dijo José a sus hermanos:  Acercaos ahora a mí.  Y ellos se acercaron.  Y él dijo:  Yo soy José vuestro hermano,  el que vendisteis para Egipto.  5  Ahora,  pues,  no os entristezcáis,  ni os pese de haberme vendido acá;  porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros.
  • Todo lo que te pasa tiene un propósito divino, aunque en el momento no se ve, pero nuestra tristeza será cambiada en gozo y nuestro lamento en baile.
  Gén 45:6  Pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra,  y aún quedan cinco años en los cuales ni habrá arada ni siega.  7  Y Dios me envió delante de vosotros,  para preservaros posteridad sobre la tierra,  y para daros vida por medio de gran liberación. Gén 45:8  Así,  pues,  no me enviasteis acá vosotros,  sino Dios,  que me ha puesto por padre de Faraón y por señor de toda su casa,  y por gobernador en toda la tierra de Egipto.  9  Daos prisa,  id a mi padre y decidle:  Así dice tu hijo José:  Dios me ha puesto por señor de todo Egipto;  ven a mí,  no te detengas.  10  Habitarás en la tierra de Gosén,  y estarás cerca de mí,  tú y tus hijos,  y los hijos de tus hijos,  tus ganados y tus vacas,  y todo lo que tienes.  11  Y allí te alimentaré,  pues aún quedan cinco años de hambre,  para que no perezcas de pobreza tú y tu casa,  y todo lo que tienes. CONCLUSIÓN:  Nuestro José, Cristo, nos está llamando  a su mesa, nos quiere dar a beber de su comida y su bebida(su cuerpo y su sangre) porque son verdadera comida y verdadera bebida, nos quiere dar vida y vida en abundancia.  Sólo acerquémonos a Él, quien a Él viene no le echa fuera.  

Haroldo Herrera Pastor General y Apóstol

Comments are closed.