Misión Cristiana Shoffar
Misión Cristiana Shoffar » Usa tu lengua para el poder de la vida

Usa tu lengua para el poder de la vida

Existen dos poderes que la lengua puede utilizar: el poder de la vida y el poder de la muerte. Como cristianos, somos llamados a echar mano del poder de la Vida Eterna para poder canalizarla a través de la lengua: traer vida, esperanza, consuelo, más debemos alejarla del poder de la muerte. A veces usamos nuestra lengua en los dos poderes, a veces con intención a veces sin intención, cuando estamos enojados, a la primera abrimos nuestra boca actuando en la muerte, destruyendo el futuro de nuestros hijos y aquellos a quien nos dirigimos en enojo. BAD Pr 10:19 "...el que es sabio refrena su lengua" • Debemos pensar 100 veces antes de hablar, aquellos que se agradan y aún deleitan en el chisme, deben pensar en la cosecha, en la consecuencia que tendrá el ser chismoso. Pro 18:6 Los labios del necio traen contienda; Y su boca los azotes llama. • Si no cuidamos nuestra forma de hablar, después no nos estemos quejando, ya que vendrán azotes si hablamos en el poder de la muerte. Pro 18:7 La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para su alma. • Quebrantamiento del hebreo Mekjittá; de 2846; prop. disolución; concr. ruina, o (abst.) consternación:-calamidad, debilidad, desmayo, destrucción, destruir, espanto, quebrantamiento, temor. • Es tremenda la consecuencia de tener un corazón necio, pues la lengua hablará tonterías que nos meterán en problemas. Pro 18:8 Las palabras del chismoso son como bocados suaves, Y penetran hasta las entrañas. • Está claro que el chisme es una tremenda tentación, atractivo como un fruto delicioso, éste, a su vez, tiene tal poder que penetra hasta las entrañas. UTILIZAREMOS EL PODER DE LA VIDA O DE LA MUERTE PARA DIRIGIRNOS A QUIENES NOS ESCUCHAN? Job 19:25 Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo; Job 19:26 Y después de deshecha esta mi piel, En mi carne he de ver a Dios; Job 19:27 Al cual veré por mí mismo, Y mis ojos lo verán, y no otro, Aunque mi corazón desfallece dentro de mí. • Si entendemos que en nuestra lengua esta el poder de la muerte y el poder de la vida, como cristianos, somos llamados a usar nuestras palabras para actuar en el poder de la vida. • Usemos nuestras palabras para profetizar para otros, para nuestros hijos, aún sobre nosotros mismos, Job profetizó sobre sí mismo: "yo se, estoy seguro que mi redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo..." Esa debe ser nuestra manera de hablar, ya que sólo hablando con fe en el Señor cambiarán los asuntos difíciles. • v27 Es bueno contar las maravillas que Dios hace a través de las manos de otros, pero es mejor contar lo que Dios hace a través de las nuestras. Dan 3:17 He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18 Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. • Fueron guardados, porque Daniel profetizó con fe en Dios, profecía que se cumplió, porque Dios es grande. Eze 37:1 La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Eze 37:2 Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. Eze 37:3 Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes. 4 Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová. Eze 37:5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. Eze 37:6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová. Eze 37:7 Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. • Cuando profetizamos con guianza suceden cosas maravillosas, cosas que nuestros oídos naturales no escuchan. • Profeticemos nuestro futuro, profeticemos sobre nuesros hijos, que les va a ir bien, que vamos a ser sanos, que seremos longevos, que nuestros nietos y tataranietos serán los mejores y marcarán la diferencia. DHH 1 Rey 17:1 Entonces Elías, el tisbita, que era uno de los habitantes de Galaad, dijo a Acab: "¡Vive Jehová, Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, hasta que mi boca lo diga!" • Dios respaldó la palabra de Elías, respetó lo que dijo Elías, ¿por qué lo respaldaba el Señor de tal manera? Porque Elías amaba la presencia de Dios, era constante en la búsqueda de su rostro, por tanto, había adquirido una asistencia divina permanente sobre su vida. CONCLUSIÓN Como pueblo de Dios, tenemos la oportunidad de echar mano del poder de la Vida para bendecir no solamente nuestras vidas, sino a muchos hermanos en la fe, y a muchísimos que no han conocido al Señor. Declaremos la palabra viva y poderosa de Dios constantemente, expongámonos a ella, pues es poderosa para sobreedificarnos y darnos herencia con todos los santificados. Antonio Ventura Siervo de Dios

Comments are closed.