Misión Cristiana Shoffar
Velad y orad -2 parte-

Velad y orad -2 parte-

Mat 26:41 Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil.

Mat 26:47 Mientras todavía hablaba, vino Judas, uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo. 48 Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle. 49 Y en seguida se acercó a Jesús y dijo: ¡Salve, Maestro! Y le besó. 50 Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a qué vienes? Entonces se acercaron y echaron mano a Jesús, y le prendieron.
• Aquí, Judas ya se había separado del Señor, que nunca fue su Señor sino simplemente su Maestro. Ya había recibido 30 piezas de plata para entregarle, así que todo estaba preparado.
• Sin embargo, vemos que el Señor le dice “amigo, a qué vienes?”, es decir era un hombre cercano y de confianza, pero no un sincero y verdadero amigo.
o AMIGO, del gr. Etairos = amistad por interés, amigo oportunista, egoísta, proyecta su propio interés, impostor, compañero, camarada, socio.
o IMPOSTOR = Que finge o engaña con apariencia de verdad. Suplantador, persona que se hace pasar por quien no es.
o EGOISTA = Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás.

Mat 26:51 Pero uno de los que estaban con Jesús, extendiendo la mano, sacó su espada, e hiriendo a un siervo del sumo sacerdote, le quitó la oreja. 52 Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán. 53 ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles? 54 ¿Pero cómo entonces se cumplirían las Escrituras, de que es necesario que así se haga?
• El evangelio según San Juan dice que el que hirió a espada al siervo del sumo sacerdote fue Pedro, porque la Biblia nos muestra que no sólo Judas ofendió al Señor sino también los demás apóstoles, aunque éstos últimos no como lo hizo Judas, que era destinado para perdición.
• Pedro muestra que vivía conforme a la carne y respondía a cada impulso que tenía. El Señor lo tiene que reprender a causa de su violencia, porque las batallas del cristiano no se pelean con armas carnales, sino de rodillas en el altar, en oración.

Mat 26:55 En aquella hora dijo Jesús a la gente: ¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y con palos para prenderme? Cada día me sentaba con vosotros enseñando en el templo, y no me prendisteis. 56 Mas todo esto sucede, para que se cumplan las Escrituras de los profetas. Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron.
• El Señor sabía que todos sus discípulos le abandonarían. De entre los 11 se llevó a Jacobo, Pedro y Juan aparte para orar y clamar a Dios para recibir fortaleza y ser librados del momento de la tentación, sin embargo, ni siquiera estos tres discípulos, que eran los más allegados, se dispusieron y esforzaron para orar una hora con el Señor. Si lo hubieran hecho, hubieran sido librados de la tentación y su actitud hubiera sido otra en el momento que prendieron al Señor. El orar y velar(estar alerta) nos librará de la tentación.

Mat 26:57 Los que prendieron a Jesús le llevaron al sumo sacerdote Caifás, adonde estaban reunidos los escribas y los ancianos.
Mat 26:58 Mas Pedro le seguía de lejos hasta el patio del sumo sacerdote; y entrando, se sentó con los alguaciles, para ver el fin.
• Pedro, juró acompañar al Señor en las últimas hora de su vida hasta la muerte, pero se acobardó, y sólo le seguía de lejos. Cuando el Señor nos llame a la oración, al ayuno y búsqueda de su rostro, es porque algo tremendo se avecina, o una tremenda bendición o una tremenda prueba.

Mat 26:59 Y los principales sacerdotes y los ancianos y todo el concilio, buscaban falso testimonio contra Jesús, para entregarle a la muerte,
Mat 26:60 y no lo hallaron, aunque muchos testigos falsos se presentaban. Pero al fin vinieron dos testigos falsos,
Mat 26:61 que dijeron: Este dijo: Puedo derribar el templo de Dios, y en tres días reedificarlo.
Mat 26:62 Y levantándose el sumo sacerdote, le dijo: ¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra ti?
Mat 26:63 Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios.
Mat 26:64 Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.
Mat 26:65 Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: ¡Ha blasfemado! ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia.
Mat 26:66 ¿Qué os parece? Y respondiendo ellos, dijeron: ¡Es reo de muerte!
Mat 26:67 Entonces le escupieron en el rostro, y le dieron de puñetazos, y otros le abofeteaban, 68 diciendo: Profetízanos, Cristo, quién es el que te golpeó. 69 Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se le acercó una criada, diciendo: Tú también estabas con Jesús el galileo. 70 Mas él negó delante de todos, diciendo: No sé lo que dices.
• No sólo nuestro Señor Jesucristo estaba pasando por prueba tremenda(aunque mucho más fuerte), también los apóstoles fueron sometidos para probar su fe.
• La falta de oración en la vida de Pedro, ocasionó que éste negara al Señor cuando fue identificado como “uno de ellos”.

Mat 26:71 Saliendo él a la puerta, le vio otra, y dijo a los que estaban allí: También éste estaba con Jesús el nazareno. 72 Pero él negó otra vez con juramento: No conozco al hombre.
• Esta es la segunda ocasión en que Pedro falla negando al Señor, pero ahora jura no conocerlo. Si fallamos al Señor y no nos arrepentimos sino que, continuamos en el mismo pecado, éste será cada vez peor, caemos en involución.

Mat 26:73 Un poco después, acercándose los que por allí estaban, dijeron a Pedro: Verdaderamente también tú eres de ellos, porque aun tu manera de hablar te descubre. 74 Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: No conozco al hombre. Y en seguida cantó el gallo.
• En esta tercera ocasión en que Pedro falla al Señor, ya no sólo niega y jura, además maldice. Pero no sólo se cumplió la palabra del Señor de que Pedro le negaría 3 veces, sino que después de negarle, el gallo cantaría 2.
• Cuando el gallo cantó, se cumplió la palabra del Señor, y cuando la palabra es enviada no regresa vacía.

Mat 26:75 Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: Antes que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente.
• Cuando Pedro se acordó de las palabras del Señor la palabra hizo efecto en su corazón, vino el toque de Dios para quebrantar aquella dureza, vino un genuino arrepentimiento y la vida de Dios volvió a él, “así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”- Isa 55:11.

CONCLUSIÓN
Las misericordias de Dios son nuevas cada mañana, 2Ti 2:13 Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo”. Si le hemos fallado al Señor, volvámonos de todo nuestro corazón a Él, convirtámonos en hombres y mujeres de oración y que velamos, para poder ser hallados irreprensibles para la pronta venida de nuestro Señor Jesucristo.

Haroldo Herrera
Pastor General y Apóstol
MINISTERIOS SHOFFAR/EBENEZER

Comments are closed.